CARACAS, viernes 31 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 02/12/2012
Los abogados del diablo
Petraeus ha recibido ofertas para enseñar en cuatro universidades, varias propuestas de editoriales para escribir sus memorias, y de corporaciones para que integre sus juntas directivas. Inclusive no ha descartado una invitación para participar en programas de opinión como comentarista
Harry Blackmouth
David H. Petraeus
0 0a

En Cándido, el doctor Pangloss señalaba al protagonista las ventajas de las caricias eróticas. Pangloss decía que el amor era el consuelo de la especie humana, el salvador del universo, la esencia de todas las cosas sensibles. Pero Cándido refutaba al buen doctor diciendo que sólo había obtenido del amor un beso y veinte patadas en el trasero.

Por estos días, varios personajes que figuraron como protagonistas o comparsas en el affair amoroso entre el exdirector de la CIA, el general David H. Petraeus, y su biógrafa y amante, Paula Broadwell, están experimentando las secuelas de la pasión, y recibiendo numerosas patadas en el sitio de la anatomía donde más les duele: en los bolsillos. Petraeus ha contratado a Robert B.

Barnett, uno de los abogados más costosos de Washington. Aunque Barnett es más conocido como gestor de acuerdos entre celebridades de Washington y las grandes editoriales neoyorquinas, en esta ocasión intenta diseñar la futura carrera del exdirector de la CIA.

Petraeus ha recibido ofertas para enseñar en cuatro universidades, varias propuestas de editoriales para escribir sus memorias, y de corporaciones para que integre sus juntas directivas. Inclusive no ha descartado una invitación para participar en programas de opinión como comentarista.

ENCUBRIENDO RELACIONES ÍNTIMAS CON RELACIONES PÚBLICAS
Paula Broadwell, la biógrafa y amante de Petraeus, contrató a la firma Glover Park Group, dirigida por Dee Dee Myers, exsecretaria de prensa de la Casa Blanca durante el gobierno de Bill Clinton. Myers dijo que cuatro de sus empleados trabajan exclusivamente para Broadwell, a fin de responder a solicitudes de los medios de comunicación.

En este drama que tiene todos los ingredientes de una telenovela, la persona más afectada parece Broadwell, pues la opinión pública la ha ubicado en el lugar de la destructora de hogares. Primero, sedujo a Petraeus, y luego, cuando creyó que otra mujer que no era la esposa del general­ intentaba quitarle el amante, le envió mensajes amenazantes por el internet.

Myers dijo que su firma había sido contratada para "asegurar que la historia es narrada de manera precisa. Es realmente imposible para cualquiera en la situación de Paula lidiar con la avalancha diaria de pedidos de entrevistas, o de revisar si hay falsedades en las historias que circulan.

Por lo tanto, tiene sentido recibir ayuda". En realidad, la firma de Myers intenta cambiar la imagen de Broadwell para que de vampiresa se transforme en víctima.

Otra protagonista del escándalo es Jill Kelley, de Tampa, Florida, quien abrió la caja de Pandora del affair Petraeus-Broadwell al denunciar ante el FBI que alguien le estaba enviando mensajes electrónicos anónimos exigiéndole que cesara su enredo amoroso con el general. El FBI descubrió que Broadwell había enviado los mensajes a Kelley. Luego, la agencia policial encontró los mensajes intercambiados entre Broadwell y Petraeus, y el asunto se convirtió en un problema de seguridad nacional. ¿Había revelado Petraeus secretos de Estado? (Hasta ahora, no hay indicios de que ello hubiese ocurrido).

KELLEY ESTÁ REPRESENTADA POR OTRO IMPORTANTE ABOGADO DE WASHINGTON
Inclusive Natalie Khawam, un personaje secundario en el escándalo, contrató a una famosa abogada, Gloria Allred, para que sea su portavoz. Khawam es la hermana melliza de Jill Kelley. Su único vincula con el escándalo es que le pidió a Petraeus una carta de referencia en un caso de custodia legal.

Lo primero que hizo Khawam fue convocar a una conferencia de prensa en el hotel Ritz-Carlton de Washington, donde lloró para las cámaras y dijo que además de ser la hermana melliza de Kelly, era "la mejor de sus amigas". Los periodistas que asistieron a la conferencia de prensa quedaron muy desconcertados ante la naturaleza del evento.

Lo único que interesaba a los reporteros era saber si Khawam había participado de alguna manera en las denuncias al FBI que terminaron con la carrera de Petraeus. Pero Khawam se limitó a decir que le gustaba jugar al tenis con su hermana, y que "nos encanta cocinar juntas".

El único personaje de calibre que no ha contratado a un abogado o a un relacionista público es el general John R. Allen, jefe de las fuerzas aliadas en Afganistán. Allen intercambió mensajes con Kelley, y se trata de determinar si eran "inapropiados". Según medios de prensa, al principio los mensajes intercambiados eran cordiales, pero al final, se inició un flagrante flirteo. ¿Hubo intercambio de información confidencial? Todavía no se sabe. De todas maneras, el general cuenta con un importante abogado militar, y con un avezado portavoz.

Hasta el momento, nadie entiende bien por qué hay tantos abogados metidos en el asunto. Ninguno de los participantes en el escándalo ha sido acusado de crimen alguno. Tal vez Broadwell podría ser llevada ante un tribunal por hostigar a Kelley, pero ni de eso existe certeza.

En cuanto a Petraeus, analiza en su vivienda qué hará en el futuro. Por el momento intenta convencer a Holly, su esposa durante 38 años, la única heroína en esta historia, de que la sigue queriendo como lo ha hecho toda su vida. Holly, una mujer que sigue trabajando y recibiendo un modesto salario en el Departamento de Protección Financiera al Consumidor, posiblemente perdone a su esposo. Seguramente no ha sido la primera crisis matrimonial que enfrenta.

Y el general, luego del escándalo, no saldrá muy mal parado a nivel financiero. Muchas empresas y varias editoriales codician su nombre. Es cuestión de aprovechar la mejor oferta. Entre tanto, le debe dar la razón a. Pues del amor furtivo sólo ha logrado extraer algunos besos, y veinte patadas en el trasero.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas