CARACAS, viernes 19 de diciembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Educación | 01/12/2012
"Viven de la violencia"
Docente, activista por los derechos para una educación libre y autor de la obra “Guerra Civil en Venezuela”, Leonardo Carvajal asegura que la prédica constante de Chávez y sus lugartenientes se ha concentrado en dividir a los venezolanos en dos bandos irreconciliables; negar la condición patriótica de los opositores y desarrollar múltiples acciones de violencia contra opositores y disidentes
ELIZABETH ARAUJO /FOTO SAÚL UZCÁTEGUI
Leonardo Carvajal
1 0a

Docente, activista por los derechos para una educación libre y autor de la obra Guerra Civil en VenezuelaA, Leonardo Carvajal  asegura que la prédica constante de Chávez y sus lugartenientes se ha concentrado en dividir a los venezolanos en dos bandos irreconciliables; negar la condición patriótica de los opositores y desarrollar múltiples acciones de violencia contra opositores y disidentes

–Viene de escribir un libro cuyo título por lo menos asusta ¿Estamos en  verdad en los albores de una guerra civil?
–A la “guerra civil” en lo político se ha referido Chávez muchas veces.. Y nuestro mayor experto en criminología, Elio Gómez Grillo, afirmó recientemente que en nuestras cárceles se vive “una verdadera guerra civil”. Ese tenebroso concepto flota en nuestro ambiente y en mi libro ¿Guerra civil en Venezuela? que me acaba de editar la UCAB: Lo analizo en profundidad en sus dos aspectos, el de la espiral envolvente de la extrema violencia delincuencial y el de las constantes invocaciones y acciones violentas del Gobierno Nacional. La tesis que argumento en el libro es que la alta cúpula chavista sistemáticamente ha intentado provocar una guerra civil, pero que ésta no se ha dado porque ni el pueblo chavista ni el pueblo opositor han estado dispuestos a asumirla y tampoco, desde luego, la dirigencia opositora, al menos desde el 2004 en adelante.

–Sin dudas, este es un país polarizado. Donde usted ve una Venezuela anárquica y violenta, otros parecen ver una sociedad pujante saliendo airosa de sus problemas ¿Cómo interpreta estos dos paradigmas del país?
–El Gobierno nacional, a través de sus múltiples medios de comunicación, insiste en negar la realidad y escribe todos los días una “novela rosa”, a lo Corin Tellado, sobre el “corazón de la Patria” de un líder que late de amor por su pueblo que le corresponde fielmente. Pero la violencia le estalla en la cara. Allí están los motines de El Rodeo y La Planta de los dos últimos años. Allí están los mas de cien muertos entre los médicos cubanos de la Misión Barrio Adentro, de los cuales probablemente un 40% fueron asesinados. O el asesinato por sicarios del general Wilmer Moreno, o de Jesús Aguilarte…

–El argumento más serio de quienes se oponen a la divulgación de cifras de violencia es que se trata de un fenómeno mundial, del cual no escapan países como Noruega ¿No será ciertamente la violencia el signo de nuestro tiempo?
–Chávez se atrevió a decir, preso de su ceguera voluntaria, en el 2010, que “no es cierto que actualmente haya más violencia que hace diez años”. En cambio, los datos muestran que para 1987 ocurrieron en todo el país 1.485 asesinatos; para 1998, cuando él tomó el poder; los asesinatos habían ascendido a 4.550 y para el 2011 la pavorosa cifra de asesinatos había trepado hasta los 18.850 al año. En cuanto a la tasa de homicidios en la Venezuela supuestamente  “humanista y socialista” ascendió a 57 por cada 100 mil habitantes el año 2011, mientras que en EEUU fue de solo 6 asesinatos por cada 100 mil habitantes y en Francia, otro país capitalista, fue de solo 1 por cada 100 mil habitantes.

–En su libro, menciona un tipo de violencia, la institucionalizada, nacida del mismo Alto Gobierno. Aparte de los arrebatos revolucionarias de la difunta Lina Ron, ¿cuáles son a sus juicios estos elementos de violencia generados por el mismo Estado?
–Muestro con detalle como la prédica constante de Chávez y sus lugartenientes se ha concentrado en cuatro ejes: dividir a los venezolanos en dos bandos irreconciliables; negar la condición patriótica a los opositores; segregar a los opositores; desarrollar múltiples acciones de violencia contra opositores y disidentes. Para muestra, un botón. En el 2011, Chávez afirmaba que “El chavismo representa la Voluntad Patria de Poder. El Poder Ser. El poder existir como país, como Nación, como Patria, como Venezuela. Los opositores representan la voluntad sin patria, el no-país, la no-Venezuela, la nada, pues”.

–Un tema, al cual usted le ha dedicado gran atención es de la Educación ¿Por qué pensar que el supuesto proceso de ideologización impulsado desde el Gobierno terminará por convertir a los escolares en adultos socialistas?
–Nunca ha sido fácil que los totalitarios, sean franquistas, comunistas o chavistas, moldeen las conciencias de los jóvenes a su antojo. Felizmente, los niños y jóvenes no están hechos de plastilina. Y, además, a quienes les tocaría adoctrinarlos es a los maestros y profesores. Y a éstos el Gobierno Nacional los trata muy mal. Los explota en lo laboral y no les reconoce su autonomía profesional. De manera que la gran mayoría de los educadores no ha estado ganada para difundir con convicción el presunto credo “socialista” que, en realidad, es un desvergonzado credo caudillista y militarista.

–Se ha dicho que la violencia en Venezuela tiene en la impunidad su mejor aliado ¿Qué tan mal funciona el sistema de justicia en Venezuela?
–Te daré tres datos que lo dicen todo. El primero: en más del 90% de los delitos cometidos unos cuerpos policiales escasos en número y mal preparados no atrapan a los delincuentes. El segundo: cada fiscal del ámbito penal tiene que responder por 831 casos al año, lo cual provoca que no pueda conseguir pruebas para acusar sino en el 8% de esos casos. El tercero: de 44.852 privados de libertad que teníamos en el año 2010, tan solo 14.492 estaban condenados y el resto vivía un kafkiano proceso.

–Durante mucho tiempo se ha dicho que el venezolano no es violento y que en general somos una sociedad alegre y solidaria ¿Qué nos pasó entonces para que ocupemos un lugar “privilegiado” entre los países más violentos de Latinoamérica.
–Ojo, porque es verdad que 82% de todos los venezolanos está en desacuerdo con la extrema polarización política y que desde 1903 cesaron las guerras civiles entre nosotros. Pero ninguna sociedad está inmunizada eternamente contra la locura de una guerra civil. Por eso en mi libro explico, siguiendo a Julián Marías, que la Guerra Civil Española empezó realmente cuando muchos españoles entraron en la lógica macabra de dividir a su país en dos bandos y de identificar al bando opuesto al suyo con el mal…

–¿En cuánto le ha servido a este Gobierno la experiencia cubana en materia de Educación?
–En algunas cosas. Chávez explicó en el 2004 que fue Fidel Castro quien le sugirió la idea de las misiones para recuperar el apoyo popular. Las misiones Robinson y Ribas se valieron de materiales instruccionales “made in Cuba”. Y bien temprano, desde el año 2000, en Venezuela han comenzado a desarrollar, a través de la educación y los medios, un apabullante culto a la personalidad del “comandante Chávez”, tal como el que existe en Cuba con el “comandante Fidel”.

–Muchos han calificado el decreto 058 como maniobra de distracción, tal y como, en su tiempo, los fueron las llamadas guerrillas comunicacionales ¿Cuánto hay de verdadero en este proyecto gubernamental?
–No es maniobra de distracción la Resolución 058. Es el intento de “comunalizar” a las escuelas. Es el eslabón educativo de la estrategia de implantar un inconstitucional y perverso “Estado Comunal”. El Gobierno quiere que a las escuelas las controlen los activistas políticos del PSUV ya que ellos son quienes disponen de tiempo y apoyo económico para controlar unos consejos comunales partidizados.

–¿Son los maestros de la educación pública tan sumisos que podrían aceptar sin resistencia lineamientos programáticos de grupos externos, como los consejos comunales, en la formación de los niños?
–Los maestros venezolanos no son sumisos. Pero desde el 2009 se les entrampó con la cláusula 22 de su convención colectiva que señala que, para modificar su condición de interinos e  ingresar en el escalafón docente, necesitan el visto bueno de la “mesa técnica de educación” del consejo comunal respectivo, en cuanto a la realización de algunas tareas comunitarias que satisfagan a ese consejo comunal.

–¿Qué pueden hacer los padres y representantes frente a la Resolución 058?
–Los padres deben analizarla con cuidado. Y pueden solicitar por escrito al Ministerio de Educación que la modifique a fondo y mientras no lo hagan, negarse a aplicarla. Porque a ellos los excluyen del Comité Académico, precisamente el que debe velar por la formación de sus hijos. Eso es inaceptable porque atenta su patria potestad, la cual está consagrada en el artículo 76 de la Constitución y en el artículo 17 de la Ley Orgánica de Educación. Los gremios del magisterio, por su parte, deberían rechazar tajantemente que a los profesionales docentes los supervise y denuncie un fulano Comité de Contraloría que se establece en esa Resolución.


 

 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas