CARACAS, lunes 24 de noviembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Raíces | 30/11/2012
El diálogo en Venezuela
Se ha llamado al diálogo, sin duda más desde la MUD que desde el lado chavista. Sin embargo, dado lo anterior, me parece que dicho diálogo no es posible. Ambos tienen concepciones de la democracia distinta porque piensan proyectos de sociedad distintos. Lamentablemente, no pueden existir dos sociedades a la vez
JORGE L. CARRASQUEL
Chávez y Capriles
0 0a

Tomo como cierta la afirmación muchas veces expresada según la cual Venezuela está dividida, pero para matizar su alcance. Y es que dicha afirmación suele connotar la pugna actual entre élites políticas. Cada una de ellas interpreta su sobrevivencia y posibilidad de ser en la negación de la otra. Para los chavistas, la realización de su proyecto implica necesariamente la desaparición de los burgueses.

Para la Mesa de la Unidad Democrática, la pervivencia de la democracia y del proyecto moderno sintetizado en el progreso, pasa por la no realización del socialismo. Se ha llamado al diálogo, sin duda más desde la MUD que desde el lado chavista. Sin embargo, dado lo anterior, me parece que dicho diálogo no es posible. Ambos tienen concepciones de la democracia distinta porque piensan proyectos de sociedad distintos. Lamentablemente, no pueden existir dos sociedades a la vez.

Si no hay diálogo posible, ¿qué nos queda? Bien, si concebimos el diálogo como el que deben realizar las élites políticas, no nos queda más que esperar el desenlace de la pugna, con vencedores y perdedores (Y tal como van las cosas, perdedores vamos a ser todos). Pero, y este es el matiz, si concebimos el diálogo como un proyecto de la sociedad, entonces ese diálogo no sólo es posible, sino de unas consecuencias inimaginables.

Para que eso sea así, debemos llamar la atención sobre algunas creencias generalizadas que lo impiden. La primera de ellas: que el estado debe resolverlo todo y que sobre los gobernantes recaiga la responsabilidad no solo de la política, sino de problemas como el cine y la literatura. Por el contrario, una sociedad es mucho más que sus políticos y sus instituciones, y su bienestar recae no sólo en la acción de estos, sino de todos los que en ella viven.

La segunda, que el diálogo no es encontrar cuáles son los problemas que tenemos en común, ni demostrar cuáles son las políticas públicas más adecuadas para resolverlas, sino que debe ir a las raíces mismas de la vida común y su razón de ser.

Es decir, debe retraernos a la pregunta de por qué los que aquí vivimos (como los que están por fuera) son y deben ser venezolanos; retrotraernos al valor de ser lo que somos, aun cuando estemos muy mal, pues, desde allí sólo podemos argumentar por las posibilidades que tenemos de ser. Ni el sueño del progreso, ni el sueño del socialismo, sean cuales sean, parecen justificar una sociedad unida. Sobre ello se vuelve en quince días.

Notas anteriores en Raíces
Barrio
22/05/2014
Barrios frente al diálogo
Líderes comunitarios reconocen que el diálogo es necesario para el bienestar del país, pero realmente no expresan fe en el mismo. En reiteradas ocasiones manifiestan que el Gobierno presenta un desgaste generaliz
Diálogo
10/04/2014
Discurso alternativo
Vivimos actualmente en Venezuela un nuevo capítulo sin embargo, en los días recientes salen encuestas que causan gran optimismo a muchos: por primera vez aparece la "oposición" como el bloque con mayor apoyo electoral potencial, aunque con una ligera ventaja
Diálogo
03/04/2014
El primer diálogo
La gente está señalando que hace falta conducción política de la situación y la MUD no está dando respuesta a esa demanda, comprometiendo así sus logros pasados, algunos piensan que el desenlace de lo que estamos viviendo hoy en día puede servir para quedar mejor posicionado dentro de la ciudadanía
Protestas
27/03/2014
Fascismo y comunismo
Desde que el 12F se abrió la caja de Pandora, el debate sobre el carácter fascista de la Revolución Bolivariana ha vuelto a estar en el tapete. Lo que siempre estuvo allí se muestra ahora con más obviedad
Militar
20/03/2014
Dejar las diferencias
El resentimiento nos separa en dos grupos. Nos hace vernos desde la acera de enfrente, cuando en realidad deberíamos estar andando todos sobre el mismo camino. Y es que la consecuencia más grande que nos trae el resentimiento es obstaculizarnos la unidad nacional
Chavismo
13/03/2014
Convencer "chavistas"
Una y otra vez la escucho: ¿Cómo podemos hacer para que ellos, «los chavistas», se sumen a protestar con nosotros? Asumiendo que ello sea bueno, que «convencer a los chavistas» es un fin loable, se nos ocurre alguna respuesta
Agricultura
06/03/2014
Un nuevo consenso
La paradoja es que el socialismo rememora en el 2014 la década de los ochenta: una nueva burguesía, enriquecida a punta de capitales provenientes del petróleo, controles de precios, control de cambio, un país dependiente de las importaciones y los trabajadores con imposibilidad de producir por el alto costo que significa ante los competidores importadores
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas