CARACAS, sábado 20 de diciembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Mutatis Mutandi | 24/11/2012
La oportunidad del 16D
¿Habrá reparado en Miraflores, en que, habiendo triunfado la oposición en Caracas, Maracaibo, Valencia, Barquisimeto, Maracay, San Cristóbal, Mérida y Porlamar, el descontento es un fenómeno irreversiblemente urbano?
ALONSO MOLEIRO
Elecciones
0 0a

Con pocos sobresaltos, un presidente electo inusualmente discreto, y una coalición opositora trabajando duro para conjurar los fantasmas abstencionistas, transcurre, en un ambiente electoral técnicamente postcoital, la campaña para elegir gobernaciones de estados.

Aunque no deja de hacer boxeo de sombra asomando nuevas modalidades programáticas divorciadas de la Constitución, el alto gobierno parece haber decidido abandonar, por ahora, la tóxica retórica pugnaz que lo ha caracterizado durante estos años.

Algunos voceros y analistas vinculados al chavismo han sostenido en privado que las fórmulas confrontacionales transitan a la fecha una fase de agotamiento.

Tienen toda la razón. El propio presidente Chávez luce a la fecha decidido a reponer las energías y fluidos perdidos durante el exigente torneo electoral que concluyó el pasado 7 de octubre.

Parece tener claro que le espera un exigente 2013; salvado el objetivo supremo de retener el poder, queda pendiente recontar bastimento y evaluar con cuidado el panorama nacional de estos meses. No se le ha visto levantándole la mano a nadie ni escupiendo amenazas en mítines, como ha sido su costumbre en estos años.

Llegados a este punto soy de los que piensan que la Mesa de la Unidad podrá domeñar el germen abstencionista y obtener un resultado electoral bastante aceptable en este trance. Todo lo cual no pretende desconocer que es probable que el oficialismo se quede con la mayoría de las gobernaciones, aun cuando estas sean, juntas, las más pequeñas.

Con un portaviones que presenta los condicionantes y las lastimaduras reseñadas, sin dejar de tener en cuenta que la abstención es una mácula que también tocará la piel de las fuerzas oficialistas, nadie debe perder de vista que, en las actuales circunstancias, la oposición democrática compite, con un innegable chance de alzarse con la victoria, en Miranda, Zulia, Lara, Nueva Esparta, Anzoátegui, Mérida, Táchira, Bolívar, Carabobo y Amazonas.

Ninguna de ellas puede darse como ganada por descontado; pero sería una tontería absoluta dejar de concederle a la MUD una clara posibilidad de ganar. Podríamos otorgarle un chance inferior, pero al menos teórico, a plazas como Aragua y Monagas.

Aun aceptando que algunas de estas entidades pueden perderse, la gesta de una campaña electoral plausible, apuntalada por buenos candidatos, y una concurrencia ciudadana disciplinada el día de las votaciones, podría en esta ocasión devolverle una bocanada de aire fresco a la causa de la democracia.

Liderazgos apostados en los núcleos urbanos más importantes del país, dispuestos a tratar con respeto al poder constituido, pero también con una postura intransigente en defensa de los valores constitucionales vigentes: descentralización, modelo económico mixto, y colaboración y autonomía de poderes públicos.

De manera reiterada, y no sin razón, el presidente Chávez se queja ante las contumaces demostraciones de ineficiencia y despilfarro que ofrece su administración.

La relatoría ha sido hecha en público, de forma honesta y por demás descarnada. ¿Comprenderá el Ejecutivo que necesita dialogar con todo el estamento productivo nacional para que no se nos termine de hundir la nación en una sucesión de proyectos disecados?

¿Podrá Hugo Chávez hacer una interpretación adecuada de la compleja y sutil superposición de sentimientos encontrados en torno a su liderazgo?

¿Habrá reparado en Miraflores, en que, habiendo triunfado la oposición en Caracas, Maracaibo, Valencia, Barquisimeto, Maracay, San Cristóbal, Mérida y Porlamar, el descontento es un fenómeno irreversiblemente urbano?

Nadie debe hacerse ilusiones: el debate nacional no va a mejorar sustancialmente en los meses que se avecinan. La nación fue interpelada en torno a dilemas estructurales durante las pasadas elecciones y el fallo está a la vista de todos, por muy disparatada que nos luzca a muchos su matriz.

El agotamiento del alto gobierno, pero, sobre todo, las múltiples muestras de disfuncionalidad que exhibe en este momento la economía, y, de manera más amplia, la gestión oficial, sin embargo, nos indican que con un trabajo compacto, con una actitud contralora, con un comportamiento participativo e indeclinable en defensa de conquistas imprescriptibles ­el derecho a la propiedad, la concepción del Estado, el debate en democracia y los derechos políticos de la ciudadanía­ es mucho lo que se puede hacer para obligar al chavismo, no sólo a conversar, sino a respetar el fuero de una franja de venezolanos amplísima, que roza la mitad de la nación, y que está cruzada en todos los segmentos y estratos sociales.

Tocará ver, luego de la cita de diciembre, cuál será el talante del discurso presidencial en su toma de posesión de enero.

Si existen en la otra acera fuerzas suficientes para imponerle a la nación un Estado comunal.

Hasta este momento el gobierno parece haber hecho una interpretación acertada de lo sucedido en las elecciones pasadas. Todos rezamos para que la tendencia continúe y se anuncien decisiones en torno a los presos políticos y los exilados.

Cometerá Chávez un costoso error si persiste en subestimar a sus adversarios suponiendo que con un discurso destemplado comenzarán a abandonar el país para dejarle el camino a hacer con este país lo que le dé la gana. Vamos a citarlo a él mismo: o hay país para todos o no lo habrá para nadie.

Notas anteriores en Mutatis Mutandi
Pdvsa
20/12/2014
Muchos y bajo el petróleo
Hace dos años, cuando Hugo Chávez era candidato, la nación contaba con varios fondos producto de los excedentes petroleros, muy promovidos por el gobierno como síntoma de ahorro y manejo responsable de los recursos nacionales. Hoy ese dinero han desaparecido, y las arcas nacionales están gravemente lastimadas. No hay elementos sustitutivos para producir divisas en ningún sector de la economía.
Marcha
13/12/2014
La MUD y los vacíos
La convivencia, la descentralización, la getión mixta, son tesis que se pueden abrir paso en este momento entre los venezolanos, y esa es, también, una responsabilidad civil y cultural. Llenar de contenido lo dispuesto en la Constitución. La política no acepta vacíos en estos casos. Los baches institucionales no se llenan solos. La dirigencia de la Oposición hace mucho que lo tiene claro. Se pregunta uno en qué cosas estarán pensando en un momento como este
Marcos Hernández
06/12/2014
Periochavistas
Hace unos años, los activistas chavistas que alguna vez ejercieron el periodismo desplegaron una cruzada para intentar convencer a los indiferentes de una idea fundamental: en Venezuela no está ocurriendo absolutamente nada. Hace tiempo no hemos vuelto a saber de algunas de estas personas. Algunos de ellos vegetan en el Correo del Orinoco, o Ciudad CCS, reciclando estereotipos antiamericanos para mantener el ánimo militante. Concentrados en cambiarnos la conversación. El debate nacional sobre los medios que promovió el chavismo concluyó.
Colas
29/11/2014
Una emergencia económica
Dependemos como nunca antes del petróleo, y su precio ha comenzado a descender. El país está sin divisas. La industria petrolera está tan mal que no puede abastecer, por ejemplo, la demanda nacional de aceites y lubricantes. Ni siquiera puede importarlos. El desabastecimiento es crónico. El dólar paralelo, verdadero árbitro de muchas transacciones en Venezuela, se encarama y supera con creces la barrera de los 100 bolívares. No ha podido ser pulverizado.
Muro
08/11/2014
25 años de Berlín
Hace 25 años, Alemania Oriental, de lejos la nación europea más desarrollada del Pacto de Varsovia, el paraíso obrero de mayor acabado en todo el mundo, se estremecería tras una incontrolable secuencia de protestas ciudadanas multitudinarias de carácter pacífico que demandaba libertades civiles y derechos ciudadanos conculcados
Marcha
01/11/2014
Clase media y chavismo
La oposición ha hecho un importante esfuerzo, exitoso, en buena medida, para acercar su mensaje a los sectores populares. Comete un error grave si le da la espalda a las angustias, los anhelos y el sufrimiento de la clase media. El corazón del sentimiento disidente en Venezuela. Omitir a la clase media en esta crisis seria una simplificación gravísima, totalmente antihistórica.
Viajeros
25/10/2014
El venepesimismo
Llevamos rato aguantando este aguacerito ¿Venezuela está jodida o Venezuela se jodió? Pienso que todos deberíamos intentar respondernos esto alguna vez. Sobre esa línea divisoria está metido parte del debate nacional del momento.
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas