CARACAS, miércoles 27 de agosto, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 21/11/2012 | 1 Comentarios
Techoduro y su comuna
Bajo la excusa de ampliar el poder del pueblo, grupos selectos de activistas del PSUV se transforman en punta de lanza de un proyecto que desmantelará gobernaciones y alcaldías, al transferir las competencias administrativas y los recursos económicos a las organizaciones bendecidas desde Miraflores
ELIZABETH ARAUJO
Protesta
0 1a

Detrás del amplio terreno que alguna vez sirvió de sede a la Disip, en Montalbán, se está erigiendo otro de los conjuntos residenciales de la Gran Misión Vivienda, como siempre, signados por la improvisación y la prisa.

Desde luego que para los vecinos del suroeste capitalino, la noticia no sorprende y es posible que solo inspire indiferencia. Esa gran franja territorial que, hasta los años 90, conformó la clase media de El Paraíso, Montalbán y Vista Alegre sabe de máquinas excavadoras, concreteras y ruidos molestos.

Sabe también que la mejor respuesta que ha ofrecido el Gobierno ante las protestas contra la destrucción sistemática de esas modestas urbanizaciones ha sido el silencio.

El punto es que el conjunto habitacional que se erige al lado del IND está siendo desarrollado por un dirigente neochavista ­hasta hace poco estuvo en la oposición­ que además preside la federación de consejos comunales de La Vega.

Los conocidos le llaman "Techoduro" y no hay explicación para el apodo, pero el hombre es un águila, según las denuncias aparecidas en la prensa esta semana de miembros de los consejos comunales, que lo acusan de sacar presuntamente ganancias personales en su función de "comisario" de la obra.

Esta podría ser la otra cara del sistema de comunas que Hugo Chávez pretende imponerle a los venezolanos pasando por encima de la Constitución.

Bajo la excusa de ampliar el poder del pueblo, grupos selectos de activistas del PSUV se transforman en punta de lanza de un proyecto que desmantelará gobernaciones y alcaldías, al transferir las competencias administrativas y los recursos económicos a las organizaciones bendecidas desde Miraflores.

Pero, al mismo tiempo, serán esos mismos "altos dirigentes" los primeros en echarle la mano a la rebatiña de dineros asignados para la ejecución de las obras.

Pronto sabremos de ganancias personales obtenidas por los jefes comunales y sus familiares, a través de múltiples mecanismos, tal y como ya comienza a ser denunciado por integrantes de consejos comunales en Portuguesa, Yaracuy y Sucre.

Sin control ni fiscalización institucional alguna ­por cierto, ¿existe la Contraloría Nacional de la República?­ los consejos comunales constituirán el nuevo Dorado del chavismo con olfato para enriquecerse a nombre de la revolución y las buenas causas humanitarias.

Ya es historia vieja cómo al día siguiente de sus nombramientos como diputados y ministros, los antiguos dirigentes revolucionarios pasaron de vivir en Catia a grandes fortificaciones (con escoltas y guardias) en Oripoto y otras urbanizaciones donde los pobres solo llegan en camioneticas.

Más que la implantación de un modelo comunista o de un sistema de delación y represivo a cargo de militantes del PSUV, lo que mucha gente comienza a percibir es que las comunas representan la mejor oportunidad para hacer riqueza fácil, con los auspicios de la revolución. Techoduro podría abrir un seminario al respecto.


 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas