CARACAS, domingo 21 de septiembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Reportaje | 20/11/2012
Independencia energética
Para 2017 el país del norte estará produciendo más hidrocarburos que Arabia Saudita. Estiman que en 2030 la nación que preside Obama se convertirá en exportador de oro negro
LUIS CARLOS PALACIOS
Petróleo
0 0a

En los Estados Unidos se supone que Obama y las fuerzas políticas impedirán el "abismo fiscal", una subida drástica de impuestos y reducción de gastos, implicados por la actual ley de presupuesto.

Siguiendo este supuesto, elevarán el techo de la deuda y harán avances importantes para restaurar la sostenibilidad fiscal, en forma pausada, evitando elevar los impuestos para los que ganan menos de 250.000 dólares al año. Sin embargo, la carga de la deuda que subió en forma importante durante la Gran Recesión (llegó alrededor del 100 por ciento del PIB) se hará sentir en el futuro, como una reducción en el gasto fiscal.

Al mismo tiempo, se abre un futuro promisor en su campo energético. El reciente informe de la Agencia Internacional de Energía (IAE) dio a conocer un anunció inesperado: Los EEUU sobrepasará a Arabia Saudita como productor de hidrocarburos en 2017, o cerca de esa fecha (de aquí a cinco años), y para el 2030 será un exportador neto petrolero; un cambio impresionante en el mundo de los hidrocarburos. Estos dos escenarios (deuda-energía) podrían estar en contradicción, y una buena manera de comprobarlo es analizando la situación que presenta el país.

La economía de los EEUU se ha recuperado, pero a un ritmo inferior al previsto. El PIB real en el primer trimestre de 2012 creció más de lo previsto, pero el segundo y tercer trimestre la recuperación se apaciguó, creció solo alrededor de 1,7 por ciento, obligando a la Reserva Federal a una nueva ronda de estímulo monetario. Se supone que en el año 2013 la zona Euro estará en recesión, con un problema de deuda importante, y quizá en la segunda mitad del año comience el crecimiento. En el mismo año, los EEUU crecerán 2,1 por ciento, aproximadamente su ritmo natural, si se evita el "abismo fiscal".

NUEVAS TÉCNICAS
La economía de los EEUU se deterioró básicamente por razones financieras, el estímulo de gasto fue necesario para mantener el producto durante una fuerte caída de la demanda, incrementando en forma importante el nivel de la deuda y evitando una fuerte recesión. Al normalizarse la situación, la tasa de interés subirá y con ello se reducirá el crecimiento y la inversión, además está la restricción al gasto fiscal que coloca la deuda. Los estímulos monetarios, que seguirán operando hasta el 2015, son para hacer más segura la salida de la recesión. Sin embargo, estamos hablando de una economía cuyo crecimiento natural es alrededor del 2,0 por ciento interanual, lo cual indica que la recuperación no está lejos del ritmo de crecimiento estándar. En resumen, al evitarse el "abismo fiscal", la economía podría crecer, posiblemente a una tasa algo menor.

La producción de gas y petróleo de los Estados Unidos se ha incrementado en los últimos años, asociada con el desarrollo de nuevas técnicas de producción: el "taladro horizontal" y la "fractura hidráulica" de las rocas de arcilla esquistosa.

Esta última implica inyectar una mezcla de agua, arena y químicos en los yacimientos a alta presión, logrando fracturar la roca que contiene los líquidos e incrementando su recuperación. El "taladro horizontal" permite un mejor acceso a conjuntos de líquidos petroleros, permitiendo una mejor explotación de los mismos. La revolución energética no-convencional comenzó en la pasada década, en el gas. Su producción se ha elevado 28 por ciento entre 2005-2011, y ha continuado ascendiendo auque a menor ritmo, lo cual ha causado una declinación importante del precio.

La aplicación de estas nuevas tecnologías detuvo la declinación petrolera de los EEUU, primero al incrementar la producción de yacimientos no-convencionales y mantenerla alrededor de 7 millones de barriles por día, y luego, más reciente, desde 2009, la producción avanzó hasta 9 millones de barriles diarios. Es conveniente advertir que lo que aquí llamamos producción petrolera abarca todo un combinado bastante más grande que el petróleo crudo.

El futuro de la producción no-convencional tiene su carga de incertidumbre. El costo relativo del petróleo tiene que estar entre 50-90 dólares el barril para garantizar la producción, así que una caída en los precios similar a la de 2008 iría contra este tipo de producción. A pesar de la incertidumbre, los analistas sostienen que la producción petrolera norteamericana podría aumentar alrededor de 1 millón de barriles diarios hasta el 2015, y quizá algo más.

Con un precio similar al actual, o con un nivel más bajo pero alrededor de los 90 dólares el barril, es posible que se llegue a un futuro similar al que predice la IAE. Además, la producción no-convencional de petróleo puede extenderse, ya que sus yacimientos están extendidos en el mundo, evitando una subida demasiado alta en el precio del petróleo.

 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas