CARACAS, sábado 25 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Nunca en Domingo | 17/11/2012 | 1 Comentarios
"El fin es la libertad"
Escritora, actriz, diseñadora y modelo, Julia Delgado-Chalbaud asegura que para el venezolano es necesario conocer los hechos del pasado, porque “si, como sociedad, no aprendemos de los errores cometidos, corremos el riesgo de repetirlos”. Protagonista en dos obras de ficción que versan sobre la muerte de Delgado Chalbaud, esta caraqueña emprendedora anuncia la creación de la Fundación Delgado Chalbaud, con el propósito de preservar la memoria de su abuelo, a fin de que el pensamiento y legado civilista de este ilustre militar no quede en el olvido
ELIZABETH ARAUJO/ FOTO CRISTIAN HERNÁNDEZ
Julia Delgado
3 1a

Atrapada por un pasado familiar que a ratos la sorprende, Julia Delgado-Chalbaud se siente comprometida con la difícil persecución de su utopía. Escritora, actriz, cineasta, e inclusive modelo de pasarela, la nieta del coronel Carlos Delgado Chalbaud –de cuyo asesinato se cumplieron este mes 62 años– asume la obligación de desarrollar una misión: despertar la conciencia colectiva por los valores de la democracia y la libertad.

“La democracia no es el fin, el fin es la libertad”, subraya esta caraqueña de rostro hermoso y cuya figura se ha paseado por portadas que recitan el glamour de la moda. Pero al lado de esta faceta, si se quiere frívola, hay otra Julia Delgado-Chalbaud. La poetiza y estudiosa de la historia. Egresada de estudios liberales en EEUU, siente hoy que su labor como ciudadana la impulsa a crear la Fundación Delgado Chalbaud.

Para ella no se trata de un “ajuste de cuenta” con la historia. “El asesinato de mi abuelo no puede quedar como un hecho aislado, debe ser el icono para que no suceda más nunca, sobre todo en estos momentos cuando la inseguridad nos invade”.

–¿Cuál es el propósito de crear la Fundación Delgado Chalbaud?
–La idea no es otra que dar a conocer valores que siempre mantuvieron mi abuelo y mi bisabuelo (Román Delgado-Chalbaud), como es el sentido de la libertad, el derecho a la vida, que en estos momentos son tan importantes. Con su formación militar, a ellos les guiaba la seguridad, el orden público y la libertad. Ambos impulsaron la lucha de la democracia. La idea es que esta fundación derive en museo para exponer fotos, cartas, documentales y otros elementos testimoniales que dispone nuestra familia, y evidenciar que Venezuela siempre ha sido un gran país. Sobre todo que ha estado detrás de la no violencia. Queremos ser baluarte de la inseguridad. No podemos dejar que se siga aceptando la inseguridad como modelo de vida. La Fundación será un recordatorio diario de lo que no debe ocurrir en Venezuela. Llevará el nombre de mi abuelo para que la sociedad entienda que el asesinato es denigrante. Que estamos ahí, que queremos erradicar ese tipo de situaciones tan bárbaras. Cualquiera pierde la vida en una esquina. Y que cuando no existe justicia existe, reina la impunidad. Ya han pasado 14 años de este Gobierno y yo sí creo que es tiempo de tomar en serio el tema de la inseguridad. Yo apuesto por eso.

–¿Aceptarían incluso alguna propuesta gubernamental enmarcada en esos propósitos?
–La idea es trabajar con cualquier organización que tenga los mismos intereses. Con el Gobierno podemos y queremos desarrollar una pequeña e inmediata campaña contra la delincuencia. Eso es necesario en este país a esta hora precisa. Carlos Delgado era un hombre de centro. Un hombre que siempre buscó el equilibrio dentro de las Fuerzas Armadas. Sin dudas los grandes hombres de centro no gobiernan para una sola persona sino para  el país.

–Más allá del personaje que da vida al libro Julia o el fatum de los Delgado-Chalbaud, de Rojas Cabot, y Sumario, de Federico Vegas, y de haber sido la musa de Diego Rísquez para su película Karibe Kon Tempo (1994), ¿quién es Julia Delgado?
 –Soy una luchadora social, una mujer después. Mis ideas se sustentan en la defensa de la libertad. Soy una pensadora, amante de la cultura del arte, del cine y de la filosofía. Estudié en artes escénicas en Massachusetts e hice estudios en ciencias políticas. Soy madre dos hijos ya adultos, dos nietos. He sido cabeza de familia. Madre y padre, divorciada, con amores y todo incluido y, desde luego, entre esa vida familiar mi paso por el mundo cultural. Siempre he vivido en el mundo de los libros. He hecho teatro, cine, he luchado por mis cosas y mis propósitos. Creamos FundaPatria, FundaFuturo, en donde hicimos un trabajo maravilloso con jóvenes. También trabajé en el Conac. Poseo obras escritas pero mi gran bagaje son mis artículos reflexivos sobre política. Hay un libro, Notas Urbanas, que saldrá pronto y que tiene que ver con la manera cómo debe comportarse el venezolano en esta era moderna. Es una especie de Manual de Carreño pero contemporáneo.

–¿Qué ha quedado para la historia la figura de Delgado Chalbaud en su condición humana, le atrajo la política, era más militar?
–Cuando mi abuelo fue asesinado el 13 de noviembre de 1950, dejó muchos proyectos y planos para la construcción de autopistas y carreteras. Lo que siempre me ha molestado es que toda esa historia tan rica que mantuvieron mi abuelo y mi bisabuelo sean olvidada. Todos los gobiernos lo dejaron en la oscuridad. De mi abuelo decían que su labor favorita era la docencia. Era profesor de matemáticas en la Academia Militar; y fue además el gran planificador de las obras que luego inauguró Pérez Jiménez, como la autopista Caracas-La Guaria, o el distribuidor de La Araña. Fueron obras concebidas por él. Así como concibió por decreto el Parque del Este, Los Próceres. La expedición del naciente del Orinoco. Pero su acción no se limitó a la ingeniería. Desarrolló los puertos. Mi bisabuelo Román quería construir el Ferrocarril. Siempre tuvo una visión futurista para el país.

–¿Afronta usted con frecuencia los fantasmas de ese pasado familiar? ¿En su época de adolescente tuvo problemas para asumir el factum de su familia?
–Un poco lo padecí en los periodos del colegio. Para comenzar a los Delgados-Chalbaud los vieron siempre como iconos de una clase superior. Nos tenían aislados. Eso fue duro, porque soy muy afectiva y eso dolía mucho. Tengo cinco hermanos. Los Delgado Chalbaud son como protectores. En cuanto a mí, soy una persona directa. Los Delgado Chalbaud son mis guías, mis maestros, un camino a seguir. 

–¿Cómo define usted la situación actual del país?
–Yo veo el país con muchos conflictos políticos. Estamos viviendo muchas controversias en el orden ideológico. Una gran confusión con relación a las vertientes e ideologías. Este es un momento confuso. No siento que hay una posición política de todo clara. Tanto en el Gobierno como en la oposición no tienen claro la ideología a seguir. Desde luego, el Gobierno tiene un proyecto de país que se resume en socialismo, comunismo. Vamos a ver si realmente llegaremos ahí. En cuanto a la oposición no ha presentado una alternativa precisa que contenga la acción del gobierno. No es mentira, que cuando llegó el presidente Chávez el país cambió. Vemos el país de otra forma. Pero la democracia no es el fin, el fin es la libertad.

–¿No siente que hay como un deber histórico de su familia restablecer la figura de Delgado Chalbaud, las circunstancias de su asesinato, etc?
–Hemos hablado para emprender investigaciones profundas. Digamos, por ejemplo, solicitar la apertura del expediente jurídico. Por eso la idea de crear esta Fundación que nos va a devolver a los Delgado Chalbaud la justa dimensión de su aporte histórico. Mi bisabuelo fue un gran guerrero, igual que mi abuelo, y esas figuras deben servir para despertar la conciencia por los valores de la defensa de la vida. Puede resultar un lugar común, pero hoy en Venezuela la vida no vale nada. Hay que rescatar el valor de la vida como tal. Y pienso que es un momento importante para devolver al país lo que hemos recibido de él.

–Acaban de cumplirse 62 años del asesinato de Delgado Chalbaud, el único magnicidio cometido en Venezuela, según afirma en su libro Ocarina Castillo ¿Qué de nuevo se puede decir de este crimen que aún presenta algunas lagunas?
–Sobre el asesinato como tal hay muchas versiones. Dicen que fue Pérez Jiménez que quería quedarse con el poder. Es quizás la más acertada.  La otra teoría es que fueron las compañías petroleras, por la misión que había enviado mi abuelo para el Medio Oriente para crear la OPEP. Porque se decía que era una labor de agitación. Venezuela estaría incitando a los países árabes para controlar el precio. Otra teoría es que Rafael Urbina quería que Carlos Delgado Chalbaud le devolviera unas tierras que Gómez le había expropiado. Todas estas teorías no han sido comprobadas y mantienen este magnicidio como en suspenso. Por eso la necesidad de estudiar la historia del país porque ella desemboca en el presente. Si no aprendemos del pasado, seguiremos cometiendo los mismos errores.

Notas anteriores en Nunca en Domingo
mineros chilenos
23/10/2014
"Maduro es insostenible"
Diplomático de carrera y dedicado a los temas de democracia y derechos humanos, Milos Alcalay, asegura que en el país no hay soluciones para la crisis
mineros chilenos
20/10/2014
"Escribo para ser leído"
El mexicano Jorge Zepeda se alzó la semana pasada con el Premio Planeta de Novela, el mejor dotado (con 601.000 euros) de la literatura castellana. Bajo el título “Milena o el fémur más bello del mundo”. Este periodista teje una trama de mafias internacionales y prostitución, a la que se condena a una muchacha. Su belleza, su condena.
mineros chilenos
14/10/2014
"Debo ser un ejemplo"
El delantero Salomón Rondón asegura que si los jóvenes lo ven como un espejo asumirá ese papel y seguirá haciendo las cosas bien
mineros chilenos
13/10/2014
Es un gobierno en crisis
El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús "Chuo" Torrealba, considera que el presidente Maduro al no contar con "la legitimidad afectiva que tenía Chávez" ha optado por volver a polarizar a los venezolanos. Torrealba afirma que la misión de la Unidad no se circunscribe solo a acceder al poder, sino que hay un problema de gobernabilidad que el actual Presidente no sabe cómo resolver
mineros chilenos
11/10/2014
"A ellas las agreden más"
Liliana Ortega señala que en los últimos dos años las chicas apresadas durante las protestas fueron objeto de actos violentos con patrones diferenciados de los hombres, obligándolas a permanecer horas de cuclillas con la cabeza gacha, golpes a la cabeza con las armas y cascos, además de patadas y amenazas reiteradas de muerte y de violación
mineros chilenos
10/10/2014
“Hay que morir alguna vez”
Es diminuta y viste ropas tradicionales de alegres colores, Malala Yousafzai, con tan solo 16 años fue elegida como Premio Nobel de la Paz. Considerada como una de las líderes políticas del futuro esta joven estuvo al borde de la muerte por una bala en su cabeza
mineros chilenos
09/10/2014
"Mis novelas son un universo"
El francés Patrick Modiano, premio Nobel de Literatura, firmó una obra singular, una búsqueda sin fin de identidad. Amante de las noticias policiales y autor de cerca de 30 novelas llenas de melancolía y misterio
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas