CARACAS, jueves 31 de julio, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
La Nación | 16/11/2012
Sucre la tiene fácil
En Sucre los votantes deberán elegir entre dos candidatos. Por el chavismo, Luis Acuña Cedeño, que también se hace llamar el carpintero de los niños. La MUD a través de las primarias postuló a Hernán Núñez, quien afirma que su objetivo siempre ha sido servirle a la gente
VANESSA HACES GONZATTI/DAYIMAR AYALA ALTUVE
Candidatos de Sucre
0 0a

Luis Acuña Cedeño nació hace 66 años en Palenque, estado Sucre. Proviene de una familia humilde, donde creció con su madre y sus hermanos pues su padre falleció. Era el hijo apoyo y siempre fue de gustos sencillos. De niño le gustaban los paseos en burro y aún los anhela.

Arrancó su campaña en su pueblo natal, donde las casas son muy humildes y no hay mucho más de 30 familias. Allí habló de fomentar las comunas. En Sucre la unidad roja no es tal. El Movimiento Electoral del Pueblo no lo postuló, y prefirió a Félix Rodríguez.

Pese a que es revolucionario y de ideología de izquierda, probó las mieles del Imperio cuando cursó estudios de cuarto nivel en Nueva York y Canadá. Antes se graduó en Física en la Universidad Central de Venezuela, y aunque no es docente, suele ser llamado profesor, quizá por haber ocupado durante varios años el despacho como ministro de Educación Superior. Cuando deja la formalidad a un lado, le gusta que lo llamen "Luis" a secas.

No siempre fue "rojo-rojito". Antes militó en el Movimiento Al Socialismo.Fue constituyente, diputado en dos oportunidades y ministro, y también ejerció como decano de la Universidad de Oriente.

Quienes lo conocen como parlamentario lo califican como tranquilo, pausado y conciliador. "Casi ni se siente cuando llega, es muy pausado hasta en el hablar", sentenció un diputado de la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela. Su asistente personal lo describe como sensible, honesto, trabajador, noble y "una persona muy leal al comandante-presidente Hugo Chávez". Suele ser calificado como alguien imperturbable. Dicen que hacerlo molestar es difícil.

Luis Acuña, no sólo ahora como candidato sino siempre, suele usar un bolsito cruzado en el que guarda los papelitos que le da la gente con peticiones, quejas o ayudas. Tiene por costumbre atender a todo el que se le acerque.

Además de ocupar su tiempo en la política, es también carpintero. Lo tiene como hobbie y hasta hace juguetes didácticos para sus nietos y los niños de la comunidad. No es exigente con la comida. Degusta lo que le sea ofrecido, aunque prefiere los platos criollos.

EL TRABAJO DEFÍNE A HERNÁN NUÑEZ
Es un sucrense de 41 años de edad que, de acuerdo con sus allegados y conocidos, tiene el trabajo como valor principal. Hernán Núñez, de Voluntad Popular, es el candidato por la Mesa de la Unidad para la gobernación de la entidad oriental de las dos penínsulas en los próximos comicios regionales. Es abogado especialista en Derecho Constitucional, fue elegido diputado de la Asamblea Nacional por Sucre y se desempeña como responsable regional de VP desde 2011.

Su compañero de partido David Smolansky lo conoce desde hace tres años y ha compartido numerosos actos y reuniones con él. "Es muy humilde y modesto, trabajador, madrugador", narra. Smolansky afirma que en privado "se suelta un poco más y bromea", pero que en su vida pública y profesional "es serio, reservado, se concentra y se enfoca mucho".

A su juicio, el trabajo de Núñez fue vital en la victoria que obtuvo la oposición en la entidad en las elecciones parlamentarias de 2010: "Él empezó trabajando bajo perfil, era un trabajo de hormiguita cuando Sucre era roja". Y, en efecto, ganó las primarias de febrero tras siete años de trabajo en la entidad.

Además, ha inculcado el trabajo público como valor en su familia, pues su hijo Israel Núñez es coordinador regional de la juventud de VP. Israel explica que el pasatiempo de su papá es el trabajo: "Desde que tengo uso de razón veo que se despierta y se acuesta trabajando.

Reconoce que es lo que más lo identifica, lo que más admira y lo que más los une hoy en día. Su padre no incursionó en la política tan joven como su hijo, pues al principio se dedicó a estudiar y a prepararse, y "salir adelante". Llevó a cabo su postgrado en la Universidad Monteávila.

Desde que comenzó su vida política han transcurrido unos siete u ocho años en total, pero ha sido suficiente para enseñarle a Israel, con acciones, "la belleza del servicio público. Definitivamente ha sido con ejemplo. Yo estaba muy lejos de esto. Él me acercó sin darse cuenta", dice.

La voz de su hijo evidencia admiración cuando lo describe: "Lo de él ha sido un sueño de vida, siempre dijo que sería gobernador o presidente". Explica que su comienzo en la política no fue coyuntural ni estratégico, sino algo que estaba sembrado mucho antes: "Su objetivo siempre ha sido servirle a la gente".


 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas