CARACAS, lunes 2 de marzo, 2015
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Nunca en Domingo | 10/11/2012
Una Misión improvisada
El arquitecto, urbanista y profesor universitario Marco Negrón se asoma al inventario de la Gran Misión Vivienda, y concluye que el proyecto habitacional ejecutado por el Gobierno a mandarriazo limpio no solo es desmesurado, sino peligrosamente improvisado
ELIZABETH ARAUJO/FOTO CRISTIAN HERNÁNDEZ
Marco Negrón
6 0a

En Ciudad Caribia, un jefe de familia agradecido quiso fijar en la pared de la sala de su apartamento la foto del Comandante y casi se precipita al vacío. En El Valle descubrieron de forma tardía que a dos edificios no les habían instalado los ascensores. En un inmueble de la avenida Libertador hubo que parar la obra, porque un transeúnte se dio cuenta que estaba quedando torcido.

En Montalbán el conjunto habitacional de 10 edificios no dispondrá de estacionamiento ni bajantes de basurea. En no pocas construcciones, los mismos consejos comunales admiten que a última hora los ingenieros están cambiando paredes de anime por concreto ya que las mismas se están cayendo y agrietando.

Desde el Colegio de Ingenieros advierten que la premura en terminar las construcciones antes del 7-O dejó escapar errores y en algunos casos graves problemas en las estructuras. Reiteran que subsanarlos implicará mayores gastos.

Con decepción, el arquitecto, urbanista y profesor universitario Marco Negrón se asoma a este inventario sombrío de la Gran Misión Vivienda, y concluye que el proyecto habitacional ejecutado por el Gobierno a mandarriazo limpio no solo es desmesurado, sino peligrosamente improvisado.

Asegura que el Gobierno está construyendo viviendas irrespetando Ordenanzas y sin los servicios y equipamientos requeridos en una ciudad, como Caracas, donde todos ellos están colapsados. “Este gobierno no sólo ha extremado de manera consciente, como estrategia política, el odio social y la exclusión, sino que se ha olvidado de los barrios, que son el problema más importante de nuestras ciudades”, señala.

–Usted ha dicho que el Gobierno pretende erigir a mandarriazo una nueva Caracas, a partir de la idea de ciudad que maneja el Socialismo del siglo XXI. ¿Cuáles serían esas ideas?
–No existe ningún documento que explique cuál es la idea de ciudad que maneja el llamado Socialismo del siglo XXI. Es más, ocasionalmente he tenido la oportunidad de discutir con algunos de sus “teóricos” y jamás han sido capaces de expresar una idea original en la materia: suelen divagar sobre generalidades sorprendentemente cercanas a las expresadas por la ONU o el Banco Interamericano de Desarrollo, instituciones que hasta donde sé no predican ninguna versión del socialismo. Entender lo que se persigue con la llamada Gran Misión Vivienda parte de reconocer que ella no responde a plan urbanístico o programa de vivienda alguno, sino que es, como lo dije desde el primer momento, una oferta electoral engañosa con vistas a las elecciones de este año. Entre 1999 y 2010 éste fue el gobierno que menos viviendas produjo en la Venezuela moderna: 1,8 por cada 1.000 habitantes cuando entre 1959 y 1998 estuvo por encima de 3 por 1.000 habitantes, con un pico de 5,3 entre 1969 y 1978.

–Desde el punto de vista urbanístico ¿tiene sentido usar los espacios ociosos de la capital para construir edificios?
–El problema no es que hayan ocupado “espacios ociosos”. Estos tenían usos asignados conforme a las Ordenanzas. Se trata de que están construyendo viviendas irrespetando esas mismas Ordenanzas y sin los servicios y equipamientos requeridos en una ciudad donde todos ellos están colapsados.

–¿Cuáles son los problemas más visibles que resalta del desmesurado desarrollo habitacional que ejecuta el gobierno en Caracas?
–Más que desmesurado, es improvisado. Como ha afirmado Jaime Lerner, el ex-alcalde de Curitiba, la ciudad brasileña que en la década de 1990 inició las extraordinarias transformaciones que inspiraron a tantas otras ciudades latinoamericanas entre las cuales no se cuenta ninguna venezolana: “una ciudad sólo puede encontrar soluciones a futuro a partir del momento en el que sabe lo que quiere ser”. O sea, antes de construir viviendas, hay que producir ciudad, es decir espacio público, equipamiento y servicios. Para eso ello debe tener un plan formulado en consulta con sus habitantes. Caracas lo tiene, el Plan Estratégico Caracas Metropolitana 2020, formulado por la Alcaldía Metropolitana en estricto apego a sus competencias y responsabilidades legales, pero que el gobierno chavista y sus franquicias locales no sólo ignoran, sino que desafían constantemente creyendo que así desprestigian a las autoridades locales cuando en realidad lo que hacen es perjudicar a la sociedad.

–¿Posee el ministro Farruco Sesto una exacta dimensión y conocimientos de lo que está haciendo?
–Pese a desastres como el Mausoleo, no voy a discutir las cualidades de Sesto como arquitecto. Al fin y al cabo él es pupilo de Oscar Tenreiro, un arquitecto de destacada trayectoria. Pero como urbanista me consta que no tiene formación alguna, lo que es confirmado de manera estridente por su misma actuación. No en vano, cuando lo encargó del pintoresco “ministerio para la transformación revolucionaria de Caracas”, Chávez subrayó que no lo designaba por sus cualidades profesionales sino por razones de amistad personal y lealtad revolucionaria. Más vale rojo que experto, decía el camarada Mao.

–Entre las muchas de las observaciones denunciadas destaca la falta de contraloría de estas obras. Nadie sabe cómo son asignadas y a quién.
–Las carencias visibles de los edificios de la Misión Vivienda son muchas, pero otras están ocultas. Como todo lo que hace este gobierno, lo que prevalece es la falta de transparencia y de contraloría. Algunos violan abiertamente las ordenanzas municipales pero sus consecuencias no se harán visibles hasta que no estén habitados. Muchos parecen construidos con materiales inadecuados (de fácil combustión o de resistencia insuficiente), pero lo más preocupante es si cumplen con la normativa antisísmica. A simple vista es evidente que en algunos casos ella ha sido ignorada, tal vez porque se trata de proyectos “llave en mano”. Conozco colegas en cuyas oficinas se han presentado empresas turcas o iraníes para pedirles si estaban dispuestos a firmarles los planos.

–¿Para qué sirvió el concurso 1000 ideas para Caracas, que impulsó la Alcaldía Metropolitana? ¿Tiene esperanza de que el Gobierno pueda tomar algunos de los proyectos y ejecutarlos?
–Más importantes que el Concurso 100 Ideas para Caracas son el Plan Estratégico Caracas Metropolitana 2020, y el Concurso de Ideas para transformar en parque la Base Aérea de La Carlota. Evidentemente este, que ha sido una experiencia extraordinaria que involucró a más de 500 profesionales, se ha acompañado de un amplio debate público y significó una profunda reflexión sobre la ciudad y sus posibles futuros, ha obligado al Gobierno a convocar su propio concurso para La Carlota. Lamentablemente se trata de un mero concurso arquitectónico sin referentes urbanísticos,  por lo que los resultados en esta materia pueden ser francamente nefastos.

–¿En el fondo no se trata de un proceso de inclusión, en el sentido de que la familia que ayer vivía en la pendiente de un cerro, posee ahora un apartamento?
–Los procesos de inclusión pueden estar asociados a programas de infraestructura pero no dependen de ellos sino de programas sociales. Para decirlo brevemente, primero vienen la garantía de un empleo digno y la cultura urbana y después la infraestructura y si no, véase el lamentable caso del Metrocable de San Agustín. Este gobierno no sólo ha extremado de manera consciente, como estrategia política, el odio social y la exclusión, sino que se ha olvidado de los barrios, que son el problema más importante de nuestras ciudades. La Misión Vivienda no está dirigida a los habitantes de los barrios.

Notas anteriores en Nunca en Domingo
mineros chilenos
28/02/2015
"Escamotean la verdad”
El abogado, escritor, profesor universitario y director del Foro Penal Venezolano, Gonzalo Himiob, lamenta la “banalización” que el presidente Maduro hizo de la muerte del joven Kluiver Roa: “tras dar el pésame a los familiares, dijo que la víctima pertenecía a una secta de derecha, como si esto justificara el asesinato”
mineros chilenos
21/02/2015
“Hemos perdido 16 años”
Para Gerver Torres, economista, consultor y docente, y el más reciente censurado en El Universal la arremetida contra la libertad de expresión tiene que ver con la creciente debilidad del gobierno que se traduce en mayor intolerancia. “Estos regímenes tienden a ir suprimiendo gradualmente la libertad de expresión y buscan suprimirla en su totalidad porque en la medida que van quedando pocas voces, esas se van sintiendo con mucha fuerza”
mineros chilenos
20/02/2015
“Este país va a cambiar”
Luis José Uzcátegui, psiquiatra y antropólogo nos trae una buena nueva, nos dice que viene una Venezuela feliz, abundante y segura, que las condicione están dadas y la acción inteligente es la clave
mineros chilenos
15/02/2015
“Hay gran descontento”
Médico y diputada de la Asamblea Nacional, donde forma parte de la comisión de Familia, Dinorah Figuera considera que el pueblo le va a pasar factura al gobierno en las elecciones parlamentarias. “Pero también pienso, en el peor de los casos, que puede haber un estallido social, así como puede haber muchas huelgas por el impacto que ha tenido la política del paquetazo rojo de Maduro sobre la calidad de vida del venezolano”
mineros chilenos
14/02/2015
"El modelo hace aguas"
Para el rector de UCAB José Virtuoso el gobierno no debería perder el tiempo en inventar causas ajenas a los problemas del país y tratar de buscar consenso, respetando al que disienta. Considera que la única salida para la crisis que viven los venezolanos es seguir luchando por los derechos consagrados en la Constitución
mineros chilenos
07/02/2015
La izquierda está rayada
Esta entrevista fue publicada el 14 de febrero de 2003 en Tal Cual. La reproducimos como un homenaje a este gran artista que se nos fue y que gozó la admiración de los venezolanos
mineros chilenos
05/02/2015
“Les importa poco el país”
Para la psicóloga social, filósofa y escritora, Colette Capriles, el presidente Maduro se comporta como si la situación del país no fuera grave. La profesora de Filosofía Política en la USB espera que, ante esta realidad, la oposición sea más combativa y tome más en serio los errores del gobierno
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas