CARACAS, lunes 20 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Casi un país | 07/11/2012
Pulmones rojos y azules
La magnitud de este despropósito urbanístico pasa por encima de la incomodidad del ruido o del polvo que cubre los autos del estacionamiento como si fuera una película del 11S. Ya es común hallar vecinos con problemas de la piel o la vista
ELIZABETH ARAUJO
Vecinos de Montalbán
0 0a

El sábado asistí a una asamblea de vecinos para debatir un tema que, al menos en Montalbán, se ha vuelto un asunto de vida o muerte. El año pasado, la absurda idea del ministro Farruco Sesto de que en Caracas cabía otra Caracas germinó en la cabeza de un Presidente que gobierna no por decretos sino por caprichos, y que halló en tal revelación la ocasión para sembrar decenas de edificios y concreteras por todas partes, multiplicando así el caos de una ciudad que desde que tengo uso de razón, estoy escuchando que es ingobernable.

El punto es que en esa bucólica urbanización de los 90, aquella donde los novios se citaban los sábados en la tarde para que uno de ellos enseñara al otro a manejar, o donde el domingo se organizaban maratones, o los adultos mayores salían a caminar, ya no existe. En su lugar queda el permanente ruido (24 horas del día) de las trituradoras de piedras, gigantescas grúas levantando cabillas, excavadoras de tierra y el ruido monocorde de martillazos que un ejército de obreros repite sin cesar para deterioro de la salud de los habitantes, que de día tragan tierra y de noche no pueden dormir.

Es verdad, se trata de un reclamo trillado, que denuncian por igual la gente de El Valle, la avenida Libertador, San Bernardino, Petare y Vista Alegre, por citar algunos de los 24 sitios capitalinos que Farruco Sesto escogió para demostrar que otra Caracas está por emerger. Es sabido también que los vecinos organizados en consejos comunales han recogido firmas, se han plantado con carpetas frente a los ministerios de Salud y de Vivienda; de la Vicepresidencia o de la Asamblea Nacional, y de la alcaldía de Libertador e incluso de la fantasmal Jefatura de Gobierno del Distrito Capital, sin ser al menos recibidos por algún funcionario.

La magnitud de este despropósito urbanístico pasa por encima de la incomodidad del ruido o del polvo que cubre los autos del estacionamiento como si fuera una película del 11S. Ya es común hallar vecinos con problemas de la piel o la vista; niños que tosen sin parar y de adultos con crisis hipertensiva u otras descompensaciones de salud porque cada uno de ellos respira pequeñas dosis volátil de amianto con aluminio, cemento que se esparce por los aires y tierras que forma una polvareda si pasa un carro a toda velocidad.

En su desesperación, la gente ha evitado referirse en las asambleas a la pertinencia o no de erigir 25 edificios en Montalbán y de cómo han acabado con los últimos espacios verdes de la urbanización, o si el paso de las gandolas con cabillas y demás materiales han destrozado las vías, sin posibilidad de que puedan ser reparadas.

Como lo expresó con desespero el vecino cuya esposa debió ser internada en una clínica con asfixia provocada por la tierra que llega a su ventana: no se trata de un tema político, o si la empresa constructora de Farruco Sesto o la de cualquier otro capitoste de la revolución está siendo beneficiada. Es un asunto urgente de pulmones. Y en este caso, ante la gravedad de este apocalipsis urbano, no hay pulmones rojos, amarillos o azules que valgan.

Notas anteriores en Casi un país
Estudiantes exterior
15/10/2014
Idiomas
El ente que suplantó a Cadivi –solo en el nombre, porque su inoperancia y vicios permanecen intactos– anuncia mediante resolución no sufragar más en divisas preferenciales los cursos de idiomas que miles de venezolanos realizan en EEUU y Europa. En su lugar, el presidente Maduro nos reconforta anunciando Instituto de Idiomas de la Lengua Indígena
Weil
08/10/2014
Weil y las ratas
Al caer la tarde del domingo, y en medio de este clima de hostilidades, aparece Weil para aclarar el malentendido: la caricatura fue elaborada dos semanas antes de que mataran al diputado Serra. La directora de la revista Dominical lo confirma
Fuga de talentos
01/10/2014
Los años robados
De esta maraña invisible, cercada por la mediocridad que adereza un discurso gubernamental signado por el revanchismo, es que huyen no solo los jóvenes profesionales sino también los más avispados del barrio que abandonaron temprano el aula para trabajar, y sienten que, a este ritmo de la economía socialista, no van a tener jamás un apartamento ni un carro propios
El Aisami
24/09/2014
Del virus a la censura
Hay quienes afirman que se trata de un acto planificado, según los analistas, y que esas ideas, desordenadas e improvisadas, y con poca conexión con la realidad, le permite hacer reír pero al mismo tiempo confeccionar una visión distorsionada del país, que sus ministros se encargarán luego de divulgar
Libros chavistas
17/09/2014
Memoria cero
Estigmatizar los años de la llamada cuarta república, vaciar la memoria de las obras públicas de esos años, y en su lugar repetir que el país fue rescatado por el hombre que dejó morir a Franklin Brito, es tan doloroso cuando lo proclaman los jóvenes que asistieron al congreso del PSUV
Lorent Saleh
10/09/2014
De Saleh a Bayón
En nada se parecen el caso judicial de los jóvenes de la Operación Libertad y del reconocido Gordo Bayón. En Saleh y Valles sus causas habían prescrito. En el caso del "dirigente" sindical asesinado en Caracas, había prohibición de salir del estado Bolívar y vino hasta Miraflores en un avión de la FAVB
Colas
03/09/2014
Los juegos del hambre
Juegos pirotécnicos de inventarse excusas y culpables diferentes cada vez, a los que nos está sometiendo la ineptitud de Nicolás Maduro y a las políticas económicas aplicadas por unos ministros que sin dudas no tienen necesidad de dejar la oficina para salir corriendo al supermercado
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas