CARACAS, miércoles 17 de septiembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Crónicas desde el Imperio | 28/10/2012
La CIA casamentera
Ahora, el caso de Awlaki ha tomado un sesgo romántico tras revelarse que la CIA no sólo participó en su eliminación, sino que previamente desempeñó las actividades de casamentera, como parte de sus esfuerzos para acabar con el clérigo
HARRY BLACKMOUTH
Agentes de la CIA
0 0a

El 30 de septiembre de 2011, en Yemen, un drone de la CIA disparó un misil Hellfire contra una caravana de vehículos donde viajaba el clérigo musulmán Anwar al-Awlaki, un ciudadano norteamericano acusado de ser propagandista de al-Qaida. Fue la primera vez en la historia que el gobierno de Washington decidió asesinar a un estadounidense en lugar de llevarlo ante los estrados de la justicia.

En el ataque contra Awlaki también murió Samir Khan, otro ciudadano norteamericano de origen paquistaní que era el director de Inspire, una revista online de al-Qaida en idioma inglés. Khan, que creció en el condado neoyorquino de Queens, no era un miliciano de al-Qaida. Su especialidad era el diseño gráfico, no la lucha armada. Y aunque en uno de los números de Inspire proclamó "su orgullo de ser un traidor a Estados Unidos", y publicó artículos con títulos como "Arme una bomba en la cocina de su mamá", es muy difícil encontrar un abogado que justifique su asesinato.

En realidad, y hasta que el gobierno de Obama revele las razones ­todavía secretas­ por las cuales mandó destruir el vehículo donde viajaba Awlaki, lo único que puede inferirse es que se repitió lo ocurrido con el doctor Pangloss y con Cándido cuando eran conducidos a un auto de fe: Pangloss fue castigado por predicar, y Cándido, por escuchar sus palabras con un aire de aprobación.

OSCURAS RAZONES
Según el presidente Obama, Awlaki "había asumido un papel de liderazgo en planificar y dirigir los esfuerzos para asesinar a estadounidenses inocentes". Obama también dijo que Awlaki era "el líder de los operativos externos de Al Qaida en la Penísula Arábiga". Fue la primera vez que un funcionario norteamericano atribuyó a Awlaki esa función. Hasta el momento en que un misil convirtió su estructura corporal en carne molida, Awlaki era considerado un mentor ideológico de los jihadistas, no un comandante militar. Funcionarios estadounidenses decían que el rol de Awlaki era inspirar a milicianos islámicos a nivel mundial, y que había participado en la planificación de una serie de complots terroristas que habían fallado.

Ahora, el caso de Awlaki ha tomado un sesgo romántico tras revelarse que la CIA no sólo participó en su eliminación, sino que previamente desempeñó las actividades de casamentera, como parte de sus esfuerzos para acabar con el clérigo.

EL VIDEO DE LA MUERTE
Un año antes del asesinato de Awlaki, el clérigo musulmán divulgó en un video su amor por una mujer, "la hermana Aminah", una rubia de 32 años nacida en Croacia. "Este mensaje es específicamente para la hermana Aminah", decía Awlaki en su video. Y el mensaje era el siguiente: ¿Quería casarse con él hasta que la muerte los separara? La oferta de matrimonio surgió luego que la hermana Aminah expresó en una cuenta de Facebook su ferviente admiración por el clérigo y su disposición a "hacer cosas peligrosas".

Lo que ignoraban tanto Awlaki como su posible prometida era que todo estaba siendo arreglado a través de Morten Storm, un doble agente del servicio secreto de Dinamarca, como parte de un intento de esa organización y de la CIA para encontrar el escondite de Awlaki en Yemen.

El intento falló pero Storm, un ex integrante de un "gang" de motociclistas que tuvo una inspiración divina y se convirtió al Islam, continuó manteniendo contacto con Awlaki. Y cuando Awlaki fue asesinado, Storm, convencido de que sus esfuerzos habían contribuido a la eliminación del clérigo, y que no había sido recompensado por ellos, llamó por teléfono al Jyllands-Posten, el segundo periódico más grande de Dinamarca. Mort informó a la recepcionista que había ayudado a seguirle la pista a uno de los líderes terroristas más buscados del mundo. La desconcertada recepcionista le pasó el teléfono a un redactor del diario, y Storm se sintió halagado por sus 15 minutos de fama. Tras entrevistas que se prolongaron un total de 120 horas, el periódico verificó la seriedad de sus afirmaciones.

DINERO SANGRIENTO
El doble agente entregó al Jyllands-Posten varias pruebas para demostrar que su relato era cierto. Entre ellas, además del video de Awlaki donde ofrecía casarse con la hermana Aminah, entregó correos electrónicos exhibiendo un fluido contacto con el clérigo, y una fotografía donde aparecían 250.000 dólares en billetes de 100, el dinero que, según Storm, recibió de la CIA por su papel como casamentero.

En uno de sus mensajes por correo electrónico, Awlaki le pidió a Storm que le consiguiera una novia en Europa dispuesta a casarse con él. Storm encontró a la mujer, probablemente a través de Facebook, y la convenció de que viajara a Yemen. Como parte del plan, dijo el doble agente, en la maleta que llevaba la mujer fue puesto un aparato de seguimiento, a fin de localizar al clérigo. Pero el plan fracasó cuando un ayudante de Awlaki le dijo a la mujer que se librara de la maleta una vez llegó a Sana, la capital de Yemen. La mujer continuó viaje para reunirse con Awlaki.

Aunque el plan de la maleta fracasó, Storm dijo al diario que él contribuyó a descubrir donde se hallaba el clérigo, y que sus esfuerzos para capturarlo fueron elogiados por agentes de la CIA. Además, el presidente Obama fue informado de su desempeño en los intentos contra Awlaki.

De todas maneras, en un aspecto, la tarea de Storm fue un tiro por la culata. La hermana Aminah está en alguna parte de Yemen protegida por miembros de al-Qaida. Según informó The New York Times, actualmente trabaja para la revista Inspire, que antes editaba Samir Khan, muerto con Awlaki en el ataque del año pasado.

Pierre Collignon, jefe de redacción de Jyllands-Posten, dijo que Storm la contactó en fecha reciente, y que le informó que su sueño es convertirse en una atacante suicida.

 

Notas anteriores en Crónicas desde el Imperio
mineros chilenos
15/09/2014
Memorias de una tragedia
la solidaridad unánime, genuina de toda una sociedad con los que sufrieron una lección aquel 11 de septiembre no se puede olvidar
mineros chilenos
11/09/2014
Un día desolador
Han pasado ya trece años pero parece que fue ayer. Te seguimos amando y recordando cada día y no te olvidaremos jamás. Con el sonido de las gaitas y la llegada de la bandera de Estados Unidos, arrancó una emotiva ceremonia por las víctimas de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001
mineros chilenos
10/09/2014
Motosierra y chequera
Elías no puede ocultar su deslumbramiento, está extasiado. Nicolás saca la motosierra y ya Elías, con gesto de cadete en acto de grado, está con las manos al frente y las palmas hacia arriba para recibir el instrumento de las manos enérgicas del presidente
mineros chilenos
08/09/2014
Tarde de motos
Cuando Jairo Anthony Lozano vio en la calle venir a los muchachos en la moto, supo desde ese momento que su única posibilidad de salvarse era la iglesia Sagrado Corazón de Jesús de Petare. Entró en ella tan de prisa que no tuvo tiempo de persignarse ni de hacer siquiera el intento de una genuflexión sencilla hacia el tabernáculo, como era su costumbre cuando solía entrar en una iglesia.
mineros chilenos
06/09/2014
Hanna y el zorro
Había una vez un zorro tan poco zorro que no sólo se la pasaba cayendo en la trampa, sino que ni siquiera sabía la diferencia entre lo que es y no es una trampa. Aquel zorro tenía, además, otro defecto: algo fallaba en su pelaje que este no alcanzaba a protegerlo de las vicisitudes de su vida de zorro
mineros chilenos
03/09/2014
LAS PUERTAS OCULTAS
Eduardo pasa por muchas pruebas. Espías por todas partes, trampas, escollos, obstáculos, maltratos verbales y un cinismo arropado de amabilidad. Reinaldo Arenas ha sido borrado del mapa cultural, social y político de Cuba por la nomenklatura y el aparato ideológico del régimen
mineros chilenos
01/09/2014
Por amor a Yordano
Un día fue a la redacción de TalCual y Teodoro gritó: “¡Epale, Yordano, pasa para la oficina, chico!”. Yo me giré, lo vi ahí parado con su tremenda estatura. Lo seguí mirando sin disimulo y sintiéndome pequeñita. Años después, en un concierto que hizo solo para la prensa le dije: "Tú no sabes lo que yo te adoro, chico". Sonrió y susurró “¡Gracias!”
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas