CARACAS, miércoles 22 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Pentágono Petrolero | 04/10/2012
Mayor prudencia
Un aumento en la producción no significa otra cosa que impulsar más la dependencia del hidrocarburo. Quien gane las elecciones presidenciales del 7­O, no podrá duplicar la explotación durante los próximos seis años
RAFAEL QUIROZ SERRANO
Amuay
0 0a

Finalmente, y a manera de colofón para este "Pentágono Petrolero", podríamos agregar que no se puede hablar de política petrolera venezolana (y mucho menos a futuro) sin hacer referencia obligada a la OPEP. Y cómo queda entonces la propuesta de ampliar nuestra capacidad de producción al doble (6 MMB/D), cuando la misma no calza con la sincronización y acoplamiento que debemos mantener con la Organización de la cual somos fundadores.

Un incremento tan significativo en la producción de petróleo venezolano podría atentar ­como ya dijimos­ contra la misma unidad de la OPEP, salvo que se esté pensando en irnos de la Organización a fin de que se desaten los demonios de la producción alocada y compulsiva, sin merecer la pena de los niveles bajos a donde puedan caer los precios. Aun cuando no guste a algunos, la OPEP sigue constituyendo, hoy por hoy, la mayor organización, y también la más exitosa, que en materia de hidrocarburos hayan fundado los países emergentes, y haya conocido la historia del petróleo.

EL PRÓXIMO PRESIDENTE NO CUMPLIRÁ SU PROMESA
Sea quien sea el ganador que surja de las elecciones presidenciales del 7-O, afortunadamente no podrá duplicar la producción petrolera durante los próximos seis años, pues ni Pdvsa, ni el país, estarán en condiciones financieras ni técnicas para desarrollar tales proyectos, máxime cuando Pdvsa tiene una deuda que sobrepasa, según cálculos conservadores, los 53 mil millones de dólares, y se hacen predicciones de precios petroleros para el próximo año en una meseta de 90 a 105 dólares el barril (OPEP, AIE, Goldman Sachs, JPMorgan, EIA, Reuters, Barclays, etc.). Además, un incremento en la producción petrolera venezolana de 3 MMB/D comporta la instalación, por lo menos, de 240 taladros más, de los 241 que actualmente se encuentran activos.

El aumento de la producción petrolera venezolana que se proponen los dos candidatos (6 mmb/d ya sea en 3 o 6 años), significa un aumento promedio anual de 1 millón de barriles diarios (mmb/d), mientras que la proyección del incremento de la demanda mundial de petróleo para los próximos años será por debajo de los 800.000 b/d; esto quiere decir, que pensamos tomarnos (Venezuela) todo el crecimiento (y 20% más) de la demanda mundial petrolera, o en todo caso el 50% (si es a 6 años).

Y los demás países qué, acaso estamos solos dentro de la OPEP o dentro del gran grupo de productores petroleros. Nunca Pdvsa ha logrado, ni siquiera en sus mejores tiempos, un crecimiento interanual de producción de esta magnitud.

Y vamos más allá, ante el supuesto, hipotético, lejano y negado caso, que se lograra el aumento de la producción petrolera venezolana propuesta por ambos candidatos, la pregunta que salta a la reflexión sería: ¿A QUIÉN y a DÓNDE vamos a vender esos 3 mmb/d? Pues actualmente existe una demanda (en descenso) de 88,6 mmb/d y una producción de 91,1 mmb/d, por lo que hay una sobreoferta de 2,5 mmb/d.

Además, la mayoría de las agencias internacionales especializadas en el mercado petrolero, han venido revisando sus pronósticos de demanda de crudos hacía la baja para los próximos tres (3) años, y aun cuando esa tendencia, o previsiones, no se dieran, el crecimiento de la demanda nunca sería por encima de los 800 mb/d, por lo que el incremento interanual de producción ofrecido por los dos candidatos (ya sea de 0,5 o 1 mmb/d) significa el 100%, o en todo caso el 62,5% del aumento interanual de la demanda mundial. ¿A quién vamos a "matar" de los productores de petróleo para insertar o imponer 3 mmb/d más en el mercado, y a QUÉ precios? Esto, además amenazaría con erosionar a la OPEP.

Por eso extraña que economistas serios y estudiosos como José Guerra, se contagien del Síndrome de la Producción Petrolera cuando afirma: "Con el plan petrolero esbozado por Capriles (?), consistente en elevar la producción hasta 6.000.000 de barriles diarios en seis años, puede registrar Venezuela entrada de capitales...".

Los dos candidatos presidenciales deberían de estar alertas cuando sus asesores (petroleros o no) vengan a susurrarle a los oídos consejas producto del síndrome del aumento de la producción petrolera. Un aumento en la producción de crudos no significa otra cosa que impulsar más la dependencia del petróleo; es decir, acrecentar la Venezuela rentística que tanto se viene criticando, pero que nada se hace por reducirla. Lo que sí deberían estimular ambos candidatos presidenciales, es un debate nacional cierto, serio, sincero y descarnado sobre la renta petrolera y su regulación, porque muy seguramente así podría evitarse tantas perversidades.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas