CARACAS, jueves 24 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
La Nación | 27/04/2012
"El Gato puede subirse"
Henry Falcón, gobernador de Lara, explica que el gobierno no ha podido con su gestión. Para el mandatario regional, más temprano que tarde el gobernador de Monagas tomará el autobús del progreso que representa a la Unidad. El chavismo sufrió un duro golpe con la ida de Falcón pues dice que su liderazgo impacta en Lara, Yaracuy y Trujillo
MARISELA CASTILLO APITZ
Henry Falcón
2 0a

Henri Falcón, gobernador del estado Lara, luce confiado. Garantiza que su entidad le aportará a Henrique Capriles 650 mil votos, como mínimo. El ex revolucionario asegura, sin complejos, que después de apoyar al presidente Chávez por más de una década, no fue difícil saltar la talanquera y alzarle el brazo al justiciero. “El problema de Venezuela no es ideológico, sino gerencial”, se defiende.

El mandatario larense reflexionó su situación de 2010, en la cual no obtuvo ni un diputado por no unirse a tiempo con la oposición, y analiza la situación de su antiguo compañero de partido, el gobernador de Monagas, José Gregorio “El Gato” Briceño. 

—¿Cómo se pasa de la revolución a Henrique Capriles?
—Si alguien en el país puede hablar de progresismo soy yo. El problema de Venezuela no es ideológico, sino de gerencia. De resultados y de eficiencia. El problema es cómo entendernos con la gente en la realidad del país que queremos. Cómo construir la paz en un país de desencuentros, cómo construir, por la vía del diálogo y la concertación, las políticas que son necesarias para vivienda y seguridad.

—Pero, lo que se suponía era que apoyara a Pablo Pérez y no a Capriles.
—Pablo es un hombre amigo que es progresista. Pero Henrique es súper progresista. Jamás permitamos que el cliché nos marque. El progresismo viene dado por la solidaridad, en la palabra y práctica, en reconocer las debilidades del Estado y en trabajar por todos haciendo énfasis en los sectores más deprimidos. Alguien que puede demostrar progreso en este país es Capriles, Pablo, yo. Ese es el progresismo y nosotros representamos el nuevo liderazgo del país.  Yo le decía a los de VTV que me inviten. Todos lo que hablaban pajarilla de mí allá eran los mismos que me venían a decir a mí que yo era el mejor alcalde de la revolución, el más eficiente. Ahora, no pueden decir que soy el peor gobernador porque los resultados los pueden ver.

—¿Qué le recomienda a “El Gato” Briceño, de cara a las elecciones, teniendo en cuenta que en 2010 usted no se sumó a la Unidad y por lo tanto no obtuvo ni un diputado?
—El Gato es un hombre visionario, progresista como nosotros, buen amigo y con una basta experiencia política, de tal manera que yo no soy el más adecuado para darle consejos. Sin embargo, más que un consejo, y seguro estoy que coincido con él, le expresaría, como amigo, que aborde este autobús porque este es el reflejo de lo que somos nosotros, y yo creo que está próximo a tomarlo. Estoy seguro que más temprano que tarde El Gato ya estará con nosotros.

—¿Por qué? ¿Por qué la polarización lo absorbería si no se une a la Unidad?
—Porque El Gato no jugaría a la despolarización. De igual forma es su decisión estar en la tarjeta de la Unidad, pero en todo caso nosotros somos más cercanos a esa visión de país que tiene El Gato, que es de progreso y desarrollo, que la del PSUV. Sin duda alguna.

A LA REELECCIÓN
En diciembre de este año, Henri Falcón también deberá medirse ante Luis Reyes Reyes, del PSUV, para repetir en la silla de gobernador que ocupa actualmente. Lo hará, por primera vez, no con el chavismo sino en su contra.

—¿Cree que su reelección está garantizada aun perdiendo Henrique?
—Yo lo que creo es que nosotros estamos comprometidos con un país distinto al que tenemos. Yo apuesto a Henrique porque tenemos una visión muy cercana del país.

—En 2012 ya no tendrá el apoyo del PSUV. ¿Cree que volverá a ganar con los amplios márgenes de 2008?
—Yo espero tener un respaldo consciente de la gente porque Lara ha sido testigo de persecución y obstrucción. Aquí lo que es de Henri Falcón lo sabotean y con eso destruyen la calidad de vida de la gente. En un país democrático nosotros podemos tener diferencias, pero nos tenemos que reconocer en función del interés superior que es la gente y no nuestros partidos políticos. Pero, está pasando todo lo contrario: esto ha sido un ataque sistemático para que los recursos no le lleguen a Henri Falcón y no se ejecuten las obras. Ellos han pretendido frenarnos a través del saboteo recurrente, pero una cosa es querer hacerlo y otra poder hacerlo. Es por eso que allí es donde tiene que lidiar la conciencia de la gente. El poder de la mentira, la manipulación y el miedo no han podido con nosotros, por eso nuestra principal encuesta la marca la calle. En Lara se construye el destino de Venezuela. Lara fue en una oportunidad la entidad más importante que tenía el PSUV, hoy la correlación no es igual. La gente dice que nosotros perdimos las elecciones parlamentarias, pero en realidad ganamos. En cinco meses construimos una estructura distinta.

—Pero, pudo obtener mejores resultados si se unía a la oposición.
—Sí, sí hubo errores. Pero lo que quiero decir es que si la oposición en Lara, construida sobre años de trabajo, consiguió unos 240 mil votos, permíteme decir que nosotros logramos conseguir en cinco meses 230 mil tratando de romper la polarización de aquel momento. El PSUV alcanzó 280 mil.

—Sin embargo, esa estrategia al final no se refleja en las curules de PPT en la Asamblea Nacional
—Recordemos cómo se manejó la Ley Electoral: de manera interesada. Por lo tanto no hay una correspondencia entre curules y votos. ¿Cómo es posible que el partido de gobierno tenga 280 mil votos y seis diputados?, mientras que nosotros con 230 mil no tenemos ni uno. Eso no existe matemáticamente en ninguna parte del mundo.

—Las reglas ya estaban claras al momento de participar y usted de igual forma no decidió unirse a la oposición.
—Cuando hablo de que en Lara se construye el destino de Venezuela es porque yo estoy convencido de la influencia que tiene Lara sobre otros estados como Yaracuy. Yo voy para allá y soy tan conocido como acá. Y si vamos a Trujillo y Portuguesa es lo mismo y eso cambia los números. Lo que se plantea es que Lara le aporte de 650 a 700 mil votos a Henrique Capriles, y Zulia pudiera aportar un millón. Sin contar con Miranda, Táchira y Carabobo. Además hay estados que antes no eran parte de la plataforma política de la oposición que hoy tienen una conducta electoral determinante, como Monagas.

—Después de dos años de las parlamentarias, ¿se arrepiente por no haberse unido a la oposición a tiempo?
—No me arrepiento. Pero lo que sí digo es que la mejor decisión política de toda mi vida fue haber dado con mi conciencia, criterio y personalidad mi propio destino. Mi destino está en la libertad, en poder hablar.


 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas