CARACAS, jueves 24 de julio, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Cultura para armar | 23/04/2012
Socialismo como problema
Norberto Bobbio decía que debería haber una manera de sintetizar liberalismo y socialismo, pero que las personas todavía no saben diferenciar está tarea, ya que para deducir esto se necesita madurez
FERNANDO RODRÍGUEZ
Norberto Bobbio
1 0a

Decía Norberto Bobbio que debería haber una manera de sintetizar liberalismo y socialismo, pero que no estábamos maduros todavía para semejante tarea. Dicho en otras palabras se trataría de amalgamar los inalienables derechos del individuo (liberalismo) con la equidad, la repartición más o menos igualitaria de los bienes terrenales, y espirituales, entre ciudadanos y países (socialismo). A mí esa frase me convence y me conmueve.

Pienso que el socialismo, derrotado en todas sus formas reales, sigue existiendo como un lugar de llegada del largo camino de la humanidad, como una idea reguladora kantiana que orienta desde muy lejos y muy arriba, como las estrellas, las lentas, confusas y contradictorias acciones de los hombres. Más simplemente un ideal, que es una forma de existir tan válida ontológicamente como cualquier otra, a veces más importante que la realidad misma.

Cuando el señor Fukuyama anunció hegelianamente el fin de la historia, asunto que después corrigió, estaba diciendo una cosa muy sensata, muy inteligente.

Y por ello tuvo la repercusión que tuvo en tantas latitudes. Como se sabe, la tesis sostenía que no había otra idea viable, ni la habría en el futuro, para confeccionar las sociedades que la economía de mercado y el Estado liberal. Y de verdad que no la había, a menos que uno se hiciera fundamentalista islámico o, como el descarriado de la casa, se metiera por el canal equivocado, contrario, de la autopista de la historia y pensase llegar a algún sitio que no fuese el desastre. En nuestro caso más estrepitoso no puede ser el ejemplo.

Pero es evidente que se trata de una afirmación de espectro limitado. El mismo japonés reconoció que la vorágine tecnológica nos podía llevar a escenarios impensables y totalmente novedosos, o sea que no había tal fin. Yo no apelaría a esa revolución alucinante sino más modestamente a que no es posible mantener las enormes diferencias actuales entre los hombres sin que esto termine por explotar de alguna forma, a favor de los pocos privilegiados o de los muchos jodidos o del fin de la especie.

No es posible que la expectativas de vida de algunos países del África negra apenas supere los cuarenta años y la de los países del primer mundo alcance ya más de los ochenta.

O como ha dicho el sensato presidente Obama no es viable la monstruosa distribución de la riqueza en Estados Unidos y que el norte de la nación deberá ser en lo inmediato la búsqueda afanosa de la equidad, que las secretarias no paguen más impuestos que sus jefes multimillonarios. Y, para no irnos muy lejos, colóquese en innúmeros lugares de la ciudad de Caracas donde vea una imponente y moderna edificación y al fondo el enjambre de ranchos sobre una colina. Haga la foto con su celular.

Bueno, para acabar con eso que más que a nuestros deseos algo quiméricos y vacíos de igualdad apela a nuestro más sanguíneo y espontáneo sentimiento de fraternidad, de rechazo del sufrimiento ajeno, el motor que nos permitirá entrar en esa tierra todavía incógnita de que nos habla Bobbio, de un mundo más de todos, más pacíficos y saludable para caminar por las mañanas para bajar de peso.

Notas anteriores en Cultura para armar
Deterioro universitario
02/06/2014
Deterioro universitario
Las universidades venezolanas, ahora altamente movilizadas contra el régimen actual, seguramente verán deteriorarse aún más su ya castigada integridad
Maduro
19/05/2014
Cerebro escaso
No es ni siquiera verosímil esa infantil reacción gubernamental de encontrar culpables de todos los males que ha generado durante quince años, porque no se trata de tal o cual incidente puntual, sino de políticas públicas reiteradas, vociferadas, ensalzadas, asumidas
Pompeyo Márquez
28/04/2014
Pompeyo
Tampoco voy a hacer el elogio de la vejez porque creo que ésta es cruel y absurda, el hombre es un árbol impulsado a crecer y hacerse frondoso para luego, al final, ser demolido y anonadado
Gabo
21/04/2014
Gabo y el Eterno
García Márquez que amaba tanto a Venezuela y la visitaba con mucha frecuencia decidió no volver nunca más mientras Chávez estuviese en el poder y no volvió. No habló mal pero tampoco bien del Eterno, guardó un elocuente silencio
Golpe de Estado
14/04/2014
Una de museo y de cines
Para conmemorar el golpe de abril no se le ocurrió otra cosa que pasar durante horas, en cadena caballero, un ladilloso documental donde básicamente quieren probar, por enésima vez, que los pistoleros de Llaguno eran unos practicantes del olímpico deporte del tiro al blanco
Censura
07/04/2014
Magisterio cubano
De manera diáfana y sin estridencias Calzadilla narra impecablemente cómo operan los mecanismos censores, nada soterrados por lo demás, con los cuales se adultera la búsqueda de la objetividad periodística
Michaelle Ascencio
31/03/2014
En honor a Michaelle
El fin de semana trajo la trágica noticia de la muerte de Michaelle Ascencio. Personaje fundamental de nuestra escena cultural, a ella tantos le debemos la alegría de su espíritu, el sentido de la amistad y la solidaridad, la consecuencia con las mejores causas y su contagioso amor por el conocimiento y la belleza
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas