CARACAS, miércoles 16 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Deportes | 18/04/2012
Bate con letargo
Miguel Cabrera llegó a la jornada de ayer sin poder conectar imparables en cinco juegos. Tras comenzar la campaña encendido, había bajado su promedio en .249 puntos desde el 11 de abril. La temporada pasada su más larga sequía bateadora fue de 14 visitas al plato sin dar incogibles
GUILLERMO SALAS MACHADO
Cabrera
0 0a

Miguel Cabrera empezó la temporada 2012 como finalizó la anterior: encendido. En los primeros cinco encuentros de la campaña el maracayero tenía promedio de .471 con tres jonrones y nueve carreras impulsadas, y estaba entre los principales bateadores de la Liga Americana, pero el antesalista de los Tigres de Detroit llegó al juego de ayer sin poder conectar imparables en sus anteriores cinco desafíos.
 
El campeón bate del nuevo circuito en 2011 con .344 es una de las principales armas ofensivas de los felinos y forma, junto al inicialista Prince Fielder, una de las combinaciones más poderosas en las mayores en la posición tres y cuatro del lineup.
 
En el segundo encuentro de la serie ante los Rayas de Tampa Bay el 11 de abril, Cabrera conectó sencillo en sus dos primeros turnos, impulsando una carrera. El maracayero finalizó el juego sin conectar hits en sus dos últimas apariciones al plato. Al día siguiente cerró la tanda de tres partidos ante el conjunto de Florida sin imparables en cuatro turnos, con par de ponches.

Luego los felinos salieron a la carretera ante los Medias Blancas de Chicago, donde tuvo 12 oportunidades al bate en los que no pudo despachar incomibles. El lunes 16 de abril comenzaba una visita de tres encuentros ante los Reales de Kansas City y el aragüeño no pudo conectar inatrapables en trío de apariciones en el plato.
 
Antes del segundo encuentro de la serie que se iba a disputar anoche, el venezolano llevaba 21 turnos sin hits, su peor slump desde que está con los Tigres, y había bajado su promedio de .471 a .222 puntos. Entre el 5 y el 8 de junio de 2009 Cabrera pasó cuatro encuentros sin conectar, pero sólo tomó ocho turnos en ese período. La campaña pasada su peor racha fue de 14 visitas al plato sin dar incogibles, entre el 4 de mayo y el 8 del mismo mes.
 
En 2011 al slugger de Maracay le fue bien contra los lanzadores de Kansas City, contras quienes bateó para promedio de .313 en 67 oportunidades. Ante los Rangers de Texas, sus próximos rivales a partir de mañana en una serie de cuatro juegos, lució aún más cómodo con el madero al terminar con .450 en 40 turnos. 
 
Los primeros nueve encuentros que disputó la tropa dirigida por Jim Leyland fueron durante el día. Desde el pasado lunes hasta el viernes venidero los Tigres jugarán de noche, lo que parece beneficiar al toletero  criollo. El año anterior ligó para .297 en los encuentros diurnos y .372 en los nocturnos. Esta tendencia la ha repetido en sus cuatro campañas con los felinos. En 2010 ligó .318 bajo el sol y .335 sin él, en 2009 fue .308 contra .333 y en su primera temporada en Detroit .235 de día y .323 en la noche.
 
Los Tigres no se ven afectados por el bajón ofensivo de su principal bateador. Los felinos eran, antes del encuentro de ayer, el segundo mejor conjunto en promedio colectivo de la MLB con .271 detrás de los Cardenales de San Luis (.299). El jardinero Austin Jackson es segundo en la Americana en average con .405, detrás del dominicano David Ortiz de los Medias Rojas de Boston (.410). Fielder y el torpedero Joel Peralta contaban para .324, mientras que el receptor Alex Avila lucía un .310.
 
Detroit se encuentra de primero en la División Central del nuevo circuito con foja de 7-3, ventaja de un juego y medio sobre los Medias Blancas de Chicago, dos sobre los Indios de Cleveland y cuatro sobre los Mellizos de Minnesota y Kansas City.

CON LA VISTA CLARA
Varios peloteros criollos continúan con su gran comienzo a la temporada de grandes ligas. José Altuve, camarero de los Astros de Houston, está respondiendo a la confianza que le ha depositado su organización. El maracayero tenía promedio de .351 con tres dobles, un triple y cinco carreras anotadas. El antesalista de los Gigantes de San Francisco, Pablo Sandoval, es otro que sigue en gran forma. El oriundo de Puerto Cabello exhibía promedio de .325 con par de jonrones y ocho fletadas. El intermedista Omar Infante, quien sigue deslumbrando con su bate en los Marlins de Miami, ligaba para .343 con cuatro batazos de cuatro esquinas.

UNA CIFRA
23 Mayor cantidad de turnos que ha pasado el maracayero sin conectar hits (en agosto de 2003)

 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas