CARACAS, sábado 25 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
La Nación | 14/02/2012 | 4 Comentarios
Huracán sereno
El candidato Capriles Radonski, es un hombre que no insulta, es tranquilo, tiene una tarea difícil pero no imposible de liderar a un país que está cansado de esperar. Hoy será proclamado como abanderado de la Unidad para enfrentar a Chávez el próximo 7 de octubre
ELIZABETH ARAUJO
Capriles Radonski
2 4a

"Oligarcas, coño de madres". Los gritos caen y resbalan en la cola de visitantes que desafían el sol de la tarde, no así las piedras que un pequeño comando de franelas rojas lanza desde un recodo de El Progreso, al frente de la sede de la Disip, en El Helicoide.

Cuando se escribió aquella entrevista (publicada en TalCual en 2004) hecha en su celda al entonces alcalde de Baruta, tras ingresar coleada con su madre y Erika de La Vega, Capriles llevaba 50 días preso, imputado por un delito que el TSJ dictaminaría luego nunca existió.

El fiscal Danilo Anderson lo había mandado a detener por la toma de la embajada cubana. Ese día, el ahora candidato presidencial confesó "cuando miro a Danilo, él baja la cabeza".

Desde luego que desde entonces este país mucho ha cambiado. Anderson murió y tres personas purgan cárcel sin habérseles comprobado autoría del atentado. La oposición maduró a punta de errores. Los franelas rojas que gritaban improperios son vestigios del pasado. Pero en el fondo, Henrique Capriles sigue hablando con la misma serenidad con la que confesó: "cada vez que pienso en mi abuela, judía y presa por los nazis, me siento capaz de perdonar".

Este caraqueño quien, tras triunfar en la imborrable jornada electoral del pasado domingo, continúa siendo en el fondo el muchacho nacido un 11 de julio de hace 39 años, y que al egresar de la UCAB como abogado, fundó Primero Justicia, ejerció de diputado, mandó en Baruta y es gobernador de Miranda. Ahora también es el candidato que derrotará a Hugo Chávez.

Hijo de Mónica Radonski Bochenek (proveniente de familia judía ruso-polaca que llegó al país tras padecer horrores del nazismo), y de Henrique Capriles García, de origen judío sefardí, Capriles inició su carrera en la política en las parlamentarias de 1998, en las que resultó electo a los 26 años diputado del Congreso Nacional y aclamado por consenso presidente de la Cámara de Diputados (el más joven que ha tenido Venezuela). Luego ejerció en Baruta y repitió como alcalde, para derrotar en 2008 al todopoderoso Diosdado Cabello en Miranda.

Su trayectoria como político es la de un ganador, que se ha hecho a sí mismo, con trabajo, honestidad y coraje. "No es asunto de valentía o miedo ­ha dicho­ enfrentar a Hugo Chávez y la inmensa maquinaria del Estado con la que cuenta, y que no ha servido para otra cosa que para afianzar el culto a su personalidad, sino saber que detrás de nuestra acción hay un pueblo que quiere más hechos que palabras".

Dueño de una oratoria que lo semeja más con el predicador pacifista que con el político del siglo XX cuyo verbo sirve para arengar las masas, Capriles pertenece a la generación de venezolanos que prefiere actuar primero antes que prometer.

Lo otro es pasado reciente: recorrió pueblos y barriadas, sin apelar al insulto, lo que le confiere la suficiente fuerza moral para convocar a la unidad de todos los venezolanos, por encima del insulto, aferrado a esa serena actitud que lo impulsa a actuar y no perder el tiempo en cadenas con promesas que corren el riesgo de defraudar.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas