18 de octubre 2017

PSUV acentúa división

GPP

Uso de imagen de Chávez potencia conflicto. PPT y VBR claman por mayor respeto y diálogo dentro de las filas revolucionarias. Militantes del chavismo postularon sus nombres fuera del Polo Patriótico

La franquicia del chavismo está en disputa. Luego de las declaraciones del vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, en las que fustigó las aspiraciones independientes de militantes disidentes de ese partido y de otras toldas autodefinidas como revolucionarias, los vientos de divisiones vuelven a soplar del lado del oficialismo.

A pesar de que hace días Francisco Ameliach aseguraba que los rojitos irían en alianza perfecta en más de 95% de los municipios, pareciera que las candidaturas alternativas comienzan a generar fricciones dentro de las filas bolivarianas, pues tanto Cabello como Darío Vivas exigieron en las últimas horas a los aspirantes rebeldes que no se escuden debajo de la imagen del fallecido Hugo Chávez para "confundir a las bases".

Si bien el presidente de la AN catalogó como "partidos de maletín" y "tapas amarillas" a algunas de las toldas que en nombre del chavismo postularon candidatos paralelos, la verdad es que son muchas las tarjetas que rompieron la hegemonía roja.

El Partido Comunista irá con 16 fichas por fuera de la alianza, el PPT con cinco, el MEP postula a dirigentes propios en Bolívar y Miranda, mientras que Vanguardia Bicentenaria Revolucionaria (VBR) apoya a 280 aspirantes entre independientes, dirigentes partidistas y disidentes del PSUV. Lo mismo hacen otras organizaciones como Poder Laboral y Organización Renovadora Auténtica.

El panorama se complica en aquellos casos donde los alcaldes pesuvistas en ejercicio no contaron con el apoyo de su tolda para la reelección y decidieron montar tienda aparte.

Lo mismo ocurre en algunas de las alcaldías en las que el GPP decidió apoyar a dirigentes de partidos aliados, pero militantes del PSUV desconocieron la línea partidista e inscribieron sus nombres paralelamente.

UNIDAD POR CONSTRUIR
Tanto en PPT como en el VBR recibieron con cierta suspicacia las declaraciones de Cabello. Ambos partidos insisten en que la vía para lograr la unidad en el chavismo es a través del diálogo y del reconocimiento mutuo entre organizaciones.

Para el secretario general del VBR, Eustoquio Contreras, "la unidad ni se ordena ni se obliga, sino que se construye" y rechazó el tono ofensivo del vicepresidente del PSUV. A su juicio, las palabras de Diosdado demuestran que existen dos corrientes dentro de la los revolucionarios y aseguró que su tolda no es "chantajeable".

"Nosotros vamos a hacerle una gran contribución a la revolución, pero aquí se acabó el apetito hegemónico, se acabo la obligación de bailar a un mismo son y de pertenecer a un solo partido", expresó.

Por otra parte, Rafael Uzcátegui, secretario general pepetista, admitió que su organización no se sintió aludida y recordó que si existe alguna queja por el uso de la imagen de Chávez debería conversarse a lo interno del Polo Patriótico.

Aunque prefirió no emitir opiniones que lleven a un "debate innecesario" coincidió con Contreras en la necesidad de que se evalué si las divisiones internas son producto de políticas equivocadas por parte de la dirección política oficialista.

;