21 de noviembre 2017

Cambio Democrático pide "seriedad" en el diálogo

Enrique Ochoa Antich

 La ONG Cambio Democrático instó a los representantes de la oposición venezolana que forman parte de la comisión que evalúa la posibilidad de retomar el diálogo con el Gobierno asumir esto con “seriedad”

El pasado 14 de septiembre se reunieron en República Dominicana una comisión del gobierno, encabezada por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y una comisión de la oposición conformando por el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, y el diputado, Luis Florido, con la intensión de ver si se inicia un nuevo proceso de diálogo. El segundo encuentro está fijado para este 15 de noviembre, luego de ser pospuesto a finales de septiembre.

 

Cambio Democrático emitió este lunes un comunicado en el que hacen algunas exigencias a las partes involucradas.

A continuación el comunicado completo:

El Foro Cambio Democrático, en conformidad con lo que ha sido su insistente planteamiento favorable al diálogo y la negociación, por una parte, y a la participación electoral, por la otra, hace llegar a los partidos y a los negociadores del gobierno y de la oposición presentes en República Dominicana las siguientes exigencias:

  1. Si van a dialogar, háganlo con seriedad y no sometan al país de nuevo a una decepción. Lo peor sería convertir este nuevo intento en una farsa o en un campo de batalla donde, como se sabe, la primera víctima es la verdad. El país nacional anda hastiado de un pleito gobierno/oposición que no parece llevarnos a nada como no sea a más violencia política y a más hambre y pobreza. Tal vez se requiere elevar (con participación de la sociedad civil democrática y más allá de los directivos de los partidos) el rango de los negociadores a través de una Comisión de expertos con un jefe que funja como único vocero de la sociedad democrática a estos efectos.

 

  1. Ambos factores, gobierno y oposición, deben asumir que un proceso de diálogo y negociación requiere de tiempo. En procesos complejos como éstos, la prisa nunca es buena consejera. Por contrario, todos los procesos exitosos han sido lentos. Veamos algunos ejemplos: Sudáfrica, 5 años; Colombia, 5 años; El Salvador 10, Guatemala 11, Irlanda 21, Angola 14, Sudán 7. Admitimos que el proceso de diálogo y negociaciones en Venezuela debe ofrecer resultados cuanto antes, pues el país se encuentra al borde de un precipicio, pero alertamos también que nadie puede esperar que sea cosa de días o semanas y ni siquiera de pocos meses, y que así deben internalizarlo los negociadores. Mientras más tarde empecemos, más tarde lograremos los resultados que esperamos.

 

  1. Que no se levanten “alcabalas” innecesarias. Hacemos nuestra la frase del padre Arturo Sosa: Es un error comenzar convirtiendo lo que se supone deben ser los resultados del diálogo en precondiciones. Ya antes hemos escuchado decir: acudiremos al diálogo si se liberan los presos políticos, si se reconoce a la AN, si se convoca a elecciones generales, y si se aprueba la ayuda humanitaria. ¿Y entonces? ¿Para qué es el diálogo?

 

  1. Si el gobierno quiere sinceramente diálogo y negociación, Nicolás Maduro y todos los voceros del PSUV deben dejar la camorra, abandonar el insulto y la descalificación como forma de debate político. Ésta parece una condición casi sine qua non. Es difícil que pueda favorecerse un clima que propicie el diálogo y la negociación si media la calumnia y la deshonra hacia el interlocutor. Lo que decimos debería iniciarse con prácticamente todos los programas de opinión en VTV.

 

  1. Celebramos que se intente de nuevo impulsar un proceso de diálogo y negociación entre el gobierno y la oposición pues sólo aislando a los extremistas que existen en ambos factores podrá hallarse el camino para un cambio democrático que sea perdurable y en paz.

 

 

;