18 de diciembre 2017

Roberto Picón, el técnico electoral de la MUD bajo la justicia militar

Roberto Picón

El 25 de junio, el mandatario Nicolás Maduro emitía en cadena nacional sus propios juicios sobre el caso del técnico electoral y lo acusó de ser el autor de un supuesto ataque cibernético contra el Consejo Nacional Electoral

Hace 92 días que Roberto Picón, uno de los asesores electorales de la Mesa de la Unidad Democrática, se encuentra detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional conocida como El Helicoide. El delito, presuntamente conspirar para "traicionar a la Patria" y sustraer efectos militares. 

La realidad de su detención dista mucho de los delitos que le imputaron en el Tribunal Militar que lleva su caso. A Picón lo retuvieron junto a Arístides Moreno luego de una reunión del Grupo de Apoyo Técnico Electoral de la MUD. 

El 25 de junio, el mandatario Nicolás Maduro emitía en cadena nacional sus propios juicios sobre el caso del técnico electoral y lo acusó de ser el autor de un supuesto ataque cibernético contra el Consejo Nacional Electoral. 

“Desde esos equipos se estaba preparando un sistema de hackeo, intervención y sabotaje de todo el sistema informático que garantiza el correcto funcionamiento de las máquinas de votación del sistema electoral de Venezuela”, afirmó el presidente durante su programa semanal Los Domingos con Maduro. "La persona que dirigía esto: Roberto Picón".

Además, Maduro aseguró que el Sebin en “operación Tun Tun” detectó un búnker donde se encontraron los equipos y reiteró que cinco personas se encontraban detenidas y colaborando en las investigaciones.

Su hija Isabella Picón relata las vicisitudes por las cuales ha tenido que pasar su padre luego de su detención por el Sebin. Primero fue encerrado en un baño insalubre, sin acceso a ventilación o luz solar y del cual se tuvo que encargar de su limpieza para evitar enfermarse en tan precarias condiciones.

Por 17 días compartió celda con el magistrado electo por la Asamblea Nacional, Ángel Zerpa, a pesar del reducido espacio. Isabella Picón detalla que solo después de que la Fiscalía Militar le hizo una audiencia para imputarle delitos sin elementos de prueba suficientes fue que tuvo acceso a sus abogados.

"En un país con Estado de Derecho esa sería suficiente razón para dejarlo en libertad. Pasada la imputación, el fiscal militar tenía hasta 30 días para establecer la audiencia preliminar, pero no lo ha hecho. Cuando no se pone esta fecha, corresponde la liberación del preso". 

Picón refiere que la constante lectura y la fe católica han ayudado a su padre a sobrellevar la cárcel. "Ahorita está en mejores condiciones de reclusión que al principio. Nosotros solo lo pudimos ver luego de 56 días de estar recluido. El jueves (21 de septiembre) pude verlo y tiene buena salud. Los presos a veces parecen tener más fortaleza que los mismos familiares". 

Hasta el día 87 de su reclusión, su hija asevera que Roberto Picón no recibía luz solar de forma directa o salía a los patios a compartir con otros presos políticos que se encuentran recluidos en El Helicoide.

"Dependiendo de la celda donde estuviera, tenía una ventana pero esto no fue todo el tiempo. Él es de tez blanca y se veía el triple de blanco. No deja de preguntar por su familia y el país, igual que todos los presos. Nosotros lo que pedimos es un tratamiento digno que él no ha tenido en estos 90 días. Como un Estado trata a sus presos dice mucho de su democracia y libertades"

La petición de la familia Picón y sus abogados es su liberación inmediata, pues desde su detención, al técnico electoral le han sido violentadas todas las garantías procesales. "Si en todo caso lo van a juzgar, que sea juzgado en un tribunal civil por su condición de cuidadano y en libertad, porque en el expediente no hay elementos que dictaminen su posibilidad de fugarse". 

;