24 de noviembre 2017

A votar en las primarias

A votar en las primarias

Este es un dato que va a tomar muy en cuenta el Gobierno, pues le puede indicar la disposición a votar que tiene la mayoría de los venezolanos. Una buena afluencia de gente será una muy mala señal para la dictadura

Este domingo se realizan las elecciones primarias en 19 estados para escoger a los candidatos a gobernadores que la Mesa de la Unidad Democrática les presentará a los venezolanos. Con ello se cumple la promesa de la alianza opositora de consultar al soberano para que decidiera quiénes serían sus abanderados. 

Esto es muy distinto a lo ocurrido en el maduro-cabellismo donde los candidatos fueron escogidos por el cogollo y sin tomar en cuenta lo que piensen sus militantes. El dedo de Maduro o el de Cabello tomaron la decisión y a quien no le guste, que se la cale. Incluso quienes en el sector chavista deseaban ser candidatos fueron anulados por las cuatro militantes del PSUV que controlan el Consejo Nacional Electoral. 

Ciertamente, las primarias opositoras tienen sus riesgos. El primero de ellos es el nivel de participación que puedan alcanzar. Este es un dato que va a tomar muy en cuenta el Gobierno, pues le puede indicar la disposición a votar que tiene la mayoría de los venezolanos. Una buena afluencia de gente será una muy mala señal para la dictadura. 

Otro riesgo es que se presenten irregularidades en las elecciones, que generen dudas sobre los resultados y que puedan ser excusas para no reconocerlos. Esperamos que todo se desarrolle con normalidad y que quienes participen lo hagan honestamente. 

Estas primarias deben servir para recomponer la unidad de los partidos que integran la MUD. Todos parecen haber entendido que sin unidad no hay nada que buscar. Que el Gobierno eso también lo tiene claro y que busca, de diversas maneras, generar desconfianza entre los factores opositores para dividirlos. En estos días se han dicho algunas cosas que no abonan a la unión necesaria. 

Esperemos que esas heridas no sean muy profundas. 

Este paso de las primarias es el primero que se da en un camino que todavía no se sabe cuándo concluye. Vendrán ahora sí, con más descaro, las trampas, las inhabilitaciones, las provocaciones que el Gobierno a través de sus rectoras quiera aplicar. Hay que actuar con cabeza fría. La acertada decisión de participar en estas elecciones va a dejar en evidencia, otra vez, de qué lado está la mayoría de los venezolanos. Va a corroborar el fraude del 30 de julio. Como en el dominó, mano segura no se tranca.

Este medio no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores
Edición del 2017/10/26
;