21 de agosto 2017

Gobierno de Colombia rechaza solución militar anunciada por Trump para Venezuela

Juan Manuel Santos

En un comunicado de la cancillería colombiana, hacen un llamado a la ONU para que facilite los mecanismos para la solución negociada de las controversias

El gobierno de Colombia a través de su cancillería emitió un comunicado en el que reiteran que siguen creyendo que la negociación entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición es el camino para encontrar una solución al diferendo político que existe en Venezuela y exhortan a la Organización de las Naciones Unidas a que utilicelos mecanismos existentes para resolver las controversias de manera pacífica.

En el comunicado, el gobierno Santos reitera su condena a la ruptura constitucional que ha provocado el régimen de Maduro y considera urgente mantener la postura adoptada por varios países en la declaración de Lima, poniendo distancia de esta manera de las declaraciones del presidente de Estados Unidos Donald Trump, quien ayer viernes dijo que no descartaba la opción militar para Venezuela.

Comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores

El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, ha sido explícito en su condena a la ruptura constitucional de Venezuela. Considera urgente mantener la postura adoptada por varios países y las declaraciones y decisiones individuales y colectivas en la región para restablecer las instituciones democráticas en Venezuela, tal y como lo hicimos en la Declaración de Lima del 8 de agosto pasado. 

A pesar de las dificultades actuales para lograr una salida pacífica y negociada, seguimos creyendo que este camino es el adecuado para encontrar soluciones de largo plazo para el pueblo venezolano. En este contexto y respetando los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas y del derecho internacional, hemos hecho llamados al Secretario General de Naciones Unidas para que utilice los mecanismos de solución pacífica de controversias y buenos oficios para crear las condiciones que se requieren para una negociación que ponga fin a la crisis de ruptura democrática en Venezuela.

En este sentido, rechazamos medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional. Todas las medidas deben darse sobre el respeto de la soberanía de Venezuela a través de soluciones pacíficas. 

Bogotá, 12 de agosto de 2017.

;