21 de septiembre 2017

En su casa, pero preso

Leopoldo López

Nosotros celebramos la mudanza sin dejar de recordar que el líder de Voluntad Popular sigue preso y exigimos que le sea dada la libertad plena, pues todo el proceso judicial que se le siguió estuvo lleno de irregularidades

Una gran controversia se ha armado en el país por el cambio de lugar de reclusión de Leopoldo López. Hay opiniones para todos los gustos e interpretaciones de las razones para ese cambio de todo tenor. Nosotros celebramos la mudanza sin dejar de recordar que el líder de Voluntad Popular sigue preso y exigimos que le sea dada la libertad plena, pues todo el proceso judicial que se le siguió estuvo lleno de irregularidades. Tanto López como su esposa Lilian Tintori ­quien ha venido desarrollando una titánica campaña por su libertad- así como varios dirigentes de VP aseguran que el cambio de lugar de reclusión no es producto de una negociación con el gobierno de Maduro sino una decisión unilateral de éste.

No tenemos por qué dudar de sus palabras, pero sí decimos que nos gustaría que tal decisión hubiera sido fruto de unas conversaciones, pues estamos convencidos que las mismas son indispensables para encontrar una salida a la grave crisis política que vive el país. Las razones que pueden haber llevado al Gobierno a cambiar el lugar de encarcelamiento pueden ser varias. Una tratar de lavarse un poco la cara después del asalto del pasado 5 de julio a la Asamblea Nacional. Mudar a López a su casa cambió el foco de atención de todo el mundo.

Además, se quitan de encima la presión que en todas partes significaba tener al líder de VP en Ramo Verde, pues era el preso político venezolano más famoso. Otra posibilidad es que desde Miraflores le estén diciendo a la oposición que quieren negociar y que lo quieren hacer en serio y la decisión sobre López es una muestra de ello. Otra tercera alternativa, es que el traslado sea fruto de una negociación que, como dijimos, nosotros no vemos para nada como algo reprochable, todo lo contrario. Esperemos, en todo caso, que sirva para allanar los caminos a una posible mesa de negociación que permita retomar la democracia en el país. Hay que seguir luchando por la libertad plena de todos los presos políticos.

Edición del 2017/09/21
;