18 de agosto 2017

Para vivir en democracia…

Respeto, tolerancia, aceptación

Para que esas organizaciones tengan futuro, debemos aceptar y promover esos valores como mecanismo de ingreso de aportes de todos y para el bien de la organización de todos

Vivir en democracia tiene un conjunto de requisitos; surgen de una práctica permanente de convivencia, de aceptación de los otros, estar sometidos a reglas de ganar discusiones y perder otras sin alterar los sentimientos con los demás.

Son valores que permanentemente se utilizan en las organizaciones sociales como juntas vecinales, clubes deportivos, cooperativa, entre otras.

Para que esas organizaciones tengan futuro, debemos aceptar y promover esos valores como mecanismo de ingreso de aportes de todos y para el bien de la organización de todos.

Respeto a las opiniones diversas 

“Yo no opino, pues se me atacará y denigrará hasta la humillación”. Eso no es una condición democrática. En una democracia, muchas gentes, muchas opiniones, mucha discusión. Sin humillar al diverso, al distinto. Nos debemos oponer a visiones unilaterales, únicas. Ni la ciencia ni la tecnología son así. Rescatar el diferenciarnos sin atacarnos a nivel personal.

Ganar, perder. parte del ejercicio democrático 

Es importante entender que, dentro de las cosas normales dentro de una organización democrática, unas veces se gana…pero otras, muchas también se pierden con nuestras ideas, propuestas, aportes. Así son las organizaciones que quieren ser democráticas, una fuente permanente de ideas de todos, donde no siempre ganan las nuestras. Eso no debe afectar los mecanismos de convivencia. Lo importante de las organizaciones democráticas, es que estamos juntos para resolver determinados asuntos.

Aceptar a los otros

Las organizaciones sociales, deportivas, socioeconómicas, deben estar abiertas a todos, sin religión, color, ideología que las detenga. Y sin ser usadas –tampoco- para eso.

Tener claros los objetivos y las metas de la organización 

Las organizaciones definen sus objetivos y trazan las metas cuando todos nos reunimos, cuando evaluamos lo hecho y proponemos nuevas metas. Incluso cuando elegimos nueva gente para dirigir nuestras organizaciones.

Los objetivos y las metas claras, definidas por todos en las reuniones, son las orientaciones necesitadas para fijar nuestros rumbos. No surgen nuevas líneas de unos sin la discusión de todos en las necesarias reuniones de todos.

Educación y capacitación 

Necesitamos aprender a promover dentro de nuestras organizaciones un interés permanente en ser mejores. Tener muchas capacidades que puedan ser utilizadas en el hoy, o en el futuro para el bien de nuestra agrupación. Unos saben cosas que pueden disponerse para que otros aprendan, para el futuro. Hay elementos importantes que necesitan ser socializados en la organización para que otros la sepan y no siempre se dependa de unos pocos.

Esperanza en mejores futuros 

Una organización sin imagen de futuro es un grave problema para todos. Dibujos de qué hacer en los próximos años. Esta realidad no es aceptable.

Hay que rescatar un futuro posible y creíble para todos. Tenemos que aprender a dibujar un futuro para la organización.

Construir, construir y luchar 

Pero nada de eso se podrá conseguir sin un colectivo que continúe en una larga y permanente tarea de construir mayores niveles de organización. Sin un colectivo que siga reclamando por cada uno de los aspectos negativos de modelos que también, a veces muestran ineficacia, falta de formación y capacitación, necesidad de nuevos miembros.

Sin un colectivo que comience a prefigurar estos valores en sus formas de organizar y promover las tareas. Para ser distintos necesitamos promover nuevas condiciones en las cosas que hacemos o decimos.

Es importante que entendamos que –muchas veces- no podemos exigir en el país, mejores cosas, si nosotros no las promovemos en nuestras organizaciones. Ser los habitantes que necesita la nueva sociedad, desde abajo, desde lo ordinario, desde tratar de hacer hoy, en la organización, lo que pedimos a la sociedad del futuro que todos queremos. Construir de abajo hacia arriba, siempre.

Este medio no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores
Edición del 2017/08/17
;