18 de diciembre 2017

MUD se amplió a una estructura colectiva para convertirse en "alternativa de poder"

MUD

La secretaría ejecutiva pasa a un segundo plano, de apoyo a las nuevas estructuras bajo el mando del actual subsecretario de la Asamblea Nacional, José Luis Cartaya, quien también fungía como secretario de la MUD al lado de Torrealba

Las promesas se cumplieron. La Mesa de la Unidad Democrática ya no será una estructura centralizada luego de la reestructuración planteada desde finales de noviembre por el ex secretario de la coalición opositora, Jesús “Chúo” Torrealba.

A partir de ahora, la MUD contará con una estructura de carácter colectivo que tendrá sus propios coordinadores. Se ratificó el frente de lucha social, que será liderado por Alberto Padilla y Tinedo Guía (actual secretario del Colegio Nacional de Periodistas), un equipo de apoyo técnico coordinado por Roberto Picón (uno de los asesores en materia electoral de la MUD), y un equipo de apoyo político liderado por el psicólogo social Ángel Oropeza.

 

Torrealba también ratificó la creación del Congreso de la Sociedad Democrática, que será un espacio para el diseño y ejecución de políticas conjuntas, y por tanto, no contaría con derecho a  voto directo sobre las decisiones de la oposición al ser una estructura muy plural.

La secretaría ejecutiva pasa a un segundo plano, de apoyo a las nuevas estructuras bajo el mando del actual subsecretario de la Asamblea Nacional, José Luis Cartaya, quien también fungía como secretario de la MUD al lado de Torrealba.

En cuanto a los partidos, se confirma la creación de un Comité Operativo Político conformado por el G9 (Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, Voluntad Popular, Primero Justicia, La Causa R, Movimiento Progresista de Venezuela, Avanzada Progresista, Vente Venezuela y Alianza Bravo Pueblo).

Además, existirá un representante de los partidos minoritarios que estará incluido dentro de las decisiones de la Unidad.

Sobre este aspecto, la dirigente de Vente Venezuela, María Corina Machado, dijo que no estaba de acuerdo sobre la nueva reestructuración y por tanto no firmaría el cambio de la MUD.

“Nosotros le hemos planteado a todos los miembros de la Unidad que lo fundamental es definir el propósito de esta coalición y luego discutir los reglamentos. ¿Tienen claro cuál es el propósito y la ruta que plantea la MUD a los venezolanos? ¿Una Unidad para qué?”, expresó Machado en una rueda de prensa.

En respuesta, el depuesto secretario “Chúo” Torrealba aseguró que se respeta la decisión de Machado y su organización de no firmar el documento, aunque señaló que la razón que dio su partido para no asistir a la última reunión sobre la reestructuración se debía a que sus dos representantes se encontraban como observadores electorales para las elecciones en Ecuador.

Funcionamiento

Según Torrealba, la vocería de la MUD pasará a ser asumida en colectivo por los partidos políticos y su pronunciamiento dependerá de la rotación que se disponga dentro del Comité Operativo Político y los temas a responder.

“En virtud de los temas que surjan y las contingencias que se produzcan, las organizaciones políticas van a asumir en primera persona la vocería política de la alianza”, explicó el ex secretario de la MUD a los medios de comunicación.

Además, Torrealba destacó que muchos de los acuerdos que ya habían sido asumidos por la Unidad en los años anteriores fueron ratificados, entre ellos, el método de escogencia de candidatos para las elecciones. “Hay una ratificación expresa de los acuerdos, todos los candidatos van a ser elegidos por primaria a menos que haya un consenso. La situación se invierte, ahora las primarias serán la norma de escogencia, mientras que el consenso sería una excepción decidida por los partidos. Esto será objeto de un reglamento especial de primarias”.

Con respecto a la toma de decisiones, detalló que estas dependerán de un voto ponderado de acuerdo al peso de cada organización o cuando el 70% de los partidos aprueben el tema llevado a consulta dentro del Comité Operativo Político.

El activista social destacó que, tal como lo ha venido señalando desde octubre del año pasado, el objetivo de la reestructuración es fortalecer la unidad de propósito, que no es otro que lograr por la vía pacífica un cambio de gobierno, así  como fortalecer los partidos políticos y la alianza entre el liderazgo político y la sociedad civil organizada.

“La Mesa de la Unidad es una alianza de partidos, en consecuencia, los rostros que no son sustituibles son las de los partidos políticos. Cuando decimos que estamos incorporando un frente de lucha social y un nuevo tipo de relación con sectores que no son político partidistas es para abrirse a la construcción de la sociedad y una nueva hoja de ruta”.

;