20 de febrero 2017

Felipe González y Jose María Aznar se unen para pedir la liberación de los presos políticos en Venezuela

  • Felipe González
  • Aznar

En acto realizado en Madrid, ambos expresidentes mostraron su acuerdo en sendas intervenciones de que hay que aplicar la Carta Democrática de la OEA

El preso político venezolano más emblemático, Leopoldo López, continúa en la cárcel, al igual que otro centenar de opositores que han sido apresados por el chavismo. Mientras, la crisis política, social y económica se continúa agudizando en una Venezuela que cada día agoniza más.

Para alertar sobre esta situación en el país latinoamericano los expresidentes Felipe González y José María Aznar y el padre de López, cuyo hijo el sábado cumple tres años en la cárcel -acusado de haber sido el instigador de las protestas estudiantiles de febrero de 2014-, han comparecido este jueves por la liberación de los encarcelados para hacer hincapié en el deterioro del Estado de Derecho provocado por el presidente Nicolás Maduro.

Ambos expresidentes han mostrado su acuerdo en sendas intervenciones de que hay que aplicar la Carta Democrática, impulsada por Luis Almagro desde la Organización de Estados Americanos, por la cual se expulsaría al país de la institución; el fracaso del diálogo entre Gobierno y oposición; y la necesidad de presionar internacionalmente para zanjar la grave situación en la que se encuentra Venezuela.

"Con presos políticos no hay democracia", ha dicho González. "No puede haber presos de conciencia en Venezuela y sentarse a hablar sin sonrojarse con el Gobierno", ha añadido.
Ideas que han sido secundadas por su opositor en otros tiempos políticos: "El diálogo es una farsa para garantizar la continuidad de régimen de Maduro", ha dicho Aznar.

Con este acto inédito, titulado 'Europa por la libertad de Venezuela' -al que también han asistido destacadas personalidades del mundo de la cultura y la sociedad española, entre ellos Albert Rivera, José María Alvarez del Manzano, Javier Solana, Ana Botella y la columnista de El MUNDO Cayetana Álvarez de Toledo, además del conocido cantante Bertín Osborne, cuya mujer es venezolana-, se pretende que la comunidad internacional abra los ojos ante la delicada situación existente en el país.

Como informaba Europa Press, los dos expresidentes no suelen coincidir, por lo que su unión para defender la situación de los presos políticos alcanza una gran relevancia.

Su encuentro ha tenido lugar en el despacho de abogados Cremades y Calvo Sotelo, cuyo presidente, Javier Cremades, colabora en la defensa de López. También lo hace el ex ministro Alberto Ruiz-Gallardón, que ha viajado tres veces a Venezuela para ayudar al líder y fundador del partido opositor Voluntad Popular sin conseguir su objetivo.

Precisamente, esta semana se difundió un vídeo de Ruiz-Gallardón para la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales que preside Aznar, en el que tachaba la situación de López de rehén y hacía un llamamiento a la comunidad internacional para levantar "un grito severo pero enérgico" ante los ataques de Maduro.

"Con la prisión de López nos están quitando la libertad a todos los demócratas del mundo", alertó.Al límite Con las elecciones y el diálogo parado entre Gobierno y oposición, la situación cada vez es más delicada en Veneuzela, a la par que tensa.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció la imposición de sanciones contra el vicepresidente Tareck El Aissami, que pasa así a integrar la lista de 14 funcionarios revolucionarios vinculados con el narcotráfico. Se trata de la primera acción de Donald Trump desde que llegara al poder respecto a Venezuela.Mientras, la oposición ha cambiado su organigrama para relanzar las conversaciones.

No sólo se ha sustituido a Jesús Torrealba como secretario ejecutivo, también se ha ampliado el actual órgano rector de la oposición, que ya no está formado sólo por cuatro partidos –Primero Justicia, Acción Democrática , Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular–, ahora también lo integran Avanzada Progresista, Vente Venezuela, Alianza Bravo Pueblo, Movimiento Progresista y La Causa R, los tres de tendencia centro-izquierda, según informó recientemente en EL MUNDO Daniel Lozano.

;