25 de septiembre 2017

Justicia peruana ordena detener al expresidente Toledo por caso Odebrecht

Toledo

Un tribunal pidió el arresto preventivo por 18 meses de Alejandro Toledo, acusado de recibir millonarios sobornos de la constructora brasileña Odebrecht para ganar contratos durante su gobierno

 

Alguna vez paladín de la democracia en Perú, el expresidente Alejandro Toledo enfrenta una orden de captura internacional y reclusión, acusado de recibir sobornos de Odebrecht a cambio de una obra, mientras el Gobierno evalúa ponerle precio a su cabeza.

A sus 70 años, Toledo está a punto de convertirse en el segundo expresidente peruano en las últimas tres décadas en ir a prisión por un caso de corrupción, siguiéndole los pasos del autócrata Alberto Fujimori, de quien fue férreo opositor a finales del año 2000.

Toledo, que gobernó entre 2001 y 2006, es acusado por el antiguo representante de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, de haber recibido 20 millones de dólares para ayudarles a ganar la concesión de la carretera interoceánica que une Perú con Brasil.

"Se dicta prisión preventiva al investigado Alejandro Toledo Manrique por un plazo de 18 meses. Como se encuentra en libertad, se cursa los oficios correspondientes para la inmediata ubicación, captura y reclusión", dijo el juez de la Sala Penal Nacional, Richard Concepción.

El magistrado dispuso que el exmandatario sea ubicado tanto a nivel nacional como internacional, vía Interpol. El plazo de prisión se contabilizará desde el momento en que Toledo sea detenido. Hasta hace unos días, el exmandatario se encontraba en París y, aunque sigue en el extranjero, su paradero exacto es desconocido.

Su abogado Heriberto Benítez anunció que apelará la decisión judicial. Él había pedido que se le otorgue sólo orden de comparecencia durante la investigación, pues considera que detenerlo sin una sentencia de fondo es una vulneración de sus derechos. Le recomendó a Toledo no volver al país pues no hay garantías para su proceso.

Tras conocer la decisión del juez, el Consejo de Ministros anunció que si en las próximas horas no se conoce el paradero del expresidente, la Comisión de Recompensas para requisitoriados por delitos graves lo incluirá en su lista. También se preparan para un posible pedido de extradición.

"TOLEDO VENDIÓ LA CARRETERA”
En una entrevista televisiva, el exgobernante había negado los cargos y dijo ser víctima de persecución por combatir a Fujimori. Pero, para el juez, "Toledo vendió la carretera interoceánica por pagos de Odebrecht".

El magistrado Concepción detalló que para ordenar la detención de Toledo "no se exige certeza, sino la existencia de un alto grado de probabilidad sobre los hechos que se imputan".

Este proceso judicial responde sólo a una investigación preparatoria, que servirá para luego analizar los delitos de fondo en un juicio.

;