23 de mayo 2017

Golpe de Estado continuado

Delson Guárate

Basta de seguir culpando al pasado, este “socialismo” ya casi es mayor de edad y solo ha demostrado retraso a todo nivel; es increíble que en casi dos décadas, personas inexpertas e inescrupulosas hayan acabado con una nación que estaba encaminada hacia el desarrollo

El gobierno continua con su amedrentamiento y ataque a dirigentes políticos de oposición, como la manera más cobarde para no asumir su derrota popular.

Luego de la persecución emprendida contra el alcalde Warner Jiménez y de la detención del alcalde Delson Guarate, ejecutan este asalto a esas dos alcaldías, lo que constituye un Golpe de Estado contra estos gobiernos locales, como lo hicieron también contra los diputados de Amazonas, en fin, lo que no logran con votos lo quieren lograr a la fuerza.

De igual manera pudiéramos decir que son “condenados” por el “delito” de haber ganado unas elecciones y perseguidos por estar al lado del pueblo que los eligió.

El régimen pareciera no comprender que mientras más abusos cometen, mayor es el rechazo que generan en la gente. Ejemplo de ello, las arbitrariedades tomadas con burgomaestres elegidos por el voto popular y que “ilegalmente” en “juicios express” fueron despojados de su investidura, como fueron los casos de Daniel Ceballos y Enzo Scarano.

Asimismo hay que recordar la situación en que intentaron despojar al alcalde Antonio Ledezma de su cargo desmantelando la alcaldía y asfixiándolo económicamente en su primera gestión. Sin embargo, este realizó un trabajo titánico que el pueblo de Caracas reconoció y nuevamente derrotó con votos al candidato de gobierno. Por esta razón, el gobierno recurrió a su secuestro.

Ha sido una continua campaña de desmovilización, desmotivación y desesperanza con el apoyo de unos Poderes arrodillados y puestos al servicio del régimen. El gobierno de Nicolás Maduro, además de tratar de desviar la atención a los venezolanos, no tiene escrúpulos, y por ello recurre a este tipo de fraude programado, mientras que en su propia acera vemos que los enchufados corruptos cada vez se hacen más millonarios con dinero de los venezolanos.

Desde Unidad Visión Venezuela hemos venido denunciando que ante el inminente colapso en el cual se encuentra este gobierno, ha optado a todo este tipo de artimañas para evitar medirse porque ya no cuentan con los votos de los venezolanos.

Hemos visto que mientras nos mantenemos en verdadera unidad, ni que el gobierno haga sus marramucias puede contra la voluntad popular, así quedó demostrado el pasado 6D, cuando el pueblo los derrotó en las urnas electorales.

Si la Contraloría General de la República no actuara como brazo opresor del gobierno, ya hubiese inhabilitado a quienes realmente tienen deudas con el Estado y a los responsables que han desfalcado al país para hacerse ricos a costillas del hambre del pueblo; por ello insistimos en una estrategia única y de un liderazgo colectivo.

Se acerca la hora de comenzar a construir esa Venezuela digna, donde se cumpla la Constitución y las leyes. No podemos permitir que un Estado amoral siga responsabilizando a otros de sus errores e ineptitudes, estoy seguro que a través del voto, se abrirán las puertas a la justicia. No habrá obstáculos que nos detenga.

Basta de seguir culpando al pasado, este “socialismo” ya casi es mayor de edad y solo ha demostrado retraso a todo nivel; es increíble que en casi dos décadas, personas inexpertas e inescrupulosas hayan acabado con una nación que estaba encaminada hacia el desarrollo; y que a pesar de haber obtenido la más grande bonanza petrolera, tenemos las calles llenas de huecos, personas, niños, jóvenes, adultos y abuelos pasando hambre y sin medicinas para curar enfermedades.

Por ello insisto en que no podemos dejar pasar esta oportunidad de convertir la desesperanza en esperanza, la injusticia en justicia, el miedo en alegría, la pobreza en desarrollo y la oscuridad en luz.

http://visionvzla.blogspot.com/

dip.omaravila@gmail.com

Este medio no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores
;