12 de diciembre 2017

En huelga de hambre

Holdack

El joven Christian Holdack sufre de depresión prolongada y aún no le dictaminan una medida cautelar, como corresponde en estos casos. El estudiante de Diseño dice ser inocente y no confía en la justicia venezolana

Christian Holdack, a sus 34 años, no quiere vivir más. Cree que es una carga para su familia, y el sábado tomó la decisión de hacer huelga de hambre en su celda de la Policía de Chacao, donde se encuentra apresado desde el 12 de febrero de 2014 por las protestas estudiantiles que iniciaron ese día en Caracas.

A Holdack le siguen un juicio, junto a Leopoldo López y cuatro estudiantes. El proceso judicial va rápido, dice Aurora Armesto. Manifiesta que su esposo debe ir los lunes, miércoles y viernes al Palacio de Justicia, y “se ha dado cuenta que será muy difícil salir en libertad, siendo inocente”. "Como no ve en la justicia venezolana una salida, optó por el 'muerto el perro se acabó la rabia'".

Este lunes hubo una reunión en Polichacao para analizar la situación de Christian. Un fiscal de Derechos Fundamentales de la Fiscalía General conversó con él para que retome su alimentación. Y los funcionarios del cuerpo de seguridad municipal se comprometieron a llamar a Salud Chacao en caso de emergencia.

“Yo le dejé comida, espero que recapacite”, dijo Armesto al expresar que no está de acuerdo con la medida que tomó su esposo. No obstante, destaca que a él le diagnosticaron depresión prolongada. La Fiscalía actuó en abril para responder a las demandas sobre el decaimiento de Holdack. En agosto lo sometieron a un chequeo forense, y en octubre, el Hospital Militar ratificó el estado mental del preso político.

Sin embargo, no logran la emisión de una cautelar. Su familia solicita que sea liberado para el suministro del tratamiento. El pasado 24 de septiembre, el Ministerio Público pidió al Tribunal 28º de Juicio del Área Metropolitana de Caracas que Holdack reciba, de manera oportuna, atención médica especializada.

Aurora Armesto asegura que su esposo no goza de tal asistencia, y teme que se quite la vida. El presunto suicidio de Rodolfo González en la cárcel del Sebin en el Helicoide angustia más a los seres queridos de Holdack.

La esposa destaca que no le han propuesto que acuse a Leopoldo López, y espera que no lo hagan porque "Christian tiene valores sólidos; él no sabe nada de política y nunca escuchó los discursos" del fundador del partido Voluntad Popular.

“A él lo detuvieron cerca de la sede del Ministerio Público con su cámara. Estaba cerca de las patrullas que quemaron. Unos funcionarios lo detuvieron, y la grabación que hizo de lo que sucedió en el centro de Caracas, ese 12 de febrero, nunca apareció”, comentó Armesto.

;